Pachuca.- La titular de la representación Hidalgo de la Profeco Italia Almeida Paredes advirtió sobre la existencia de verificadores “pirata” que a nombre de la dependencia extorsionan a comerciantes con el cobro de cuotas de hasta 10 mil pesos para evitar supuestas clausuras.

En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, la funcionaria informó que las víctimas han sido en su mayoría tienditas de abarrotes, aunque también existen reportes de gasolineras.

A la fecha, la dependencia registra tres casos en Pachuca y cuatro en Tulancingo, en donde los falsos inspectores han entregado incluso “actas” para extorsionar a sus víctimas.

Los verificadores “pirata” portan uniforme y credenciales de la dependencia con todo y código QR, por lo que la titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llamó a no dejarse sorprender.

Los extorsionadores están identificados como “un hombre joven y una chica”, expresó Almeida Paredes.

La titular de la procuraduría exhortó a quienes sospechen de la visita de falsos inspectores a denunciar el hecho ante la Policía municipal.

“Si son verificadores oficiales, pues esperarán, pero si no, muy seguramente se irán del lugar”, advirtió.

En ese sentido, afirmó que la representación a su cargo reunirá a las personas que han sido víctimas de esos defraudadores con el fin de presentar una denuncia penal colectiva ante las autoridades correspondientes.

Italia Almeida recordó que el personal a su cargo no está facultado para solicitar cuotas en los establecimientos.

 extorsión,Profeco

Comentarios