Caracas.- Calderón Berti, exrepresentante del líder opositor Juan Guaidó en Colombia, denunció ayer en Bogotá supuestas irregularidades de parte de personas cercanas al autoproclamado presidente encargado de Venezuela, en el manejo de los fondos destinados a la ayuda humanitaria para este país.

Berti, quien fue destituido el miércoles pasado por Guaidó, aseguró en rueda de prensa que allegados al dirigente de la Asamblea Nacional manejaron fondos, de cuya procedencia y destino nunca supo, y que personal de la embajada detectaron casos de doble facturación.

“Había un mal manejo de las cosas y había que prestarle atención. No lo inventé yo. Las autoridades colombianas me dieron la alerta y me mostraron documentos donde se hablaba de prostitutas, licor”, agregó.

Explicó que ordenó una auditoría sobre el tema, cuyos resultados se los entregaron un viernes, por lo que al día siguiente se los envió a Guaidó y a Leopoldo López. Berti negó que haya sido el responsable de filtrar esas supuestas irregularidades a la prensa.

El caso al que se refiere Berti fue el fallido intento de llevar ayuda humanitaria a Venezuela a través de la frontera con Colombia, en Cúcuta, en febrero pasado.

Semanas más tarde denunciaron una supuesta malversación de fondos destinados a los cerca de 150 militares venezolanos que ese día cruzaron la frontera en busca de asilo en Colombia, respondiendo al llamado de Guaidó, quien les ofreció protección y ayuda.

Aseveró que desde hace meses no existe una relación con Guaidó, pero descartó que este conspirando con el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, reportó el diario local El Nacional.

Comentarios