Supuestamente por parte del excomisionado Arturo Aparicio Barrios, a quien acusaron de más ultrajes

Pachuca.- La noche de ayer, integrantes del Partido del Trabajo (PT) en Hidalgo, encabezados por su representante en el Instituto Estatal Electoral (IEE) Diana Marroquín Bayardo, denunciaron agresiones y amenazas en contra de su persona, hechos de los que culparon al excomisionado Arturo Aparicio Barrios, quien el año pasado fue suspendido temporalmente del cargo tras ser acusado de presunta violencia familiar.

En conferencia de prensa, Marroquín Bayardo señaló que recientemente tanto ella como sus compañeros, entre ellos el actual comisionado Javier Vázquez Calixto y la titular del sectorial de mujeres Flor Hernández Ibarra, quien denunció agresiones por parte de Aparicio Barrios, fueron víctimas de agresiones y amenazas, mismas que agudizaron en los últimos días.

No obstante, ayer llegaron a su punto máximo cuando derivaron en hechos de orden jurídico, toda vez que aparentemente Vázquez Calixto y Hernández Ibarra fueron asaltados con violencia entre amenazas e insultos que “dejan entrever como probables responsables a miembros del PT nacional y del PT estatal, como el excomisionado Arturo Aparicio”.

En ese sentido, la petista llamó al procurador de Justicia del estado Raúl Arroyo González, así como al gobernador Omar Fayad Meneses, brindarles seguridad y “dejar de ser omisos ante las agresiones a dirigentes del PT”, pues afirmó que anteriormente denunciaron ese tipo de actos pero las autoridades no los escuchan.

Asimismo, apuntó que los petistas consideran que Aparicio Barrios y el grupo que lo acompaña son protegidos por el gobierno estatal, quien permite que los amedrenten, pues incluso les han dicho que cuentan con el respaldo del secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar.

Por ello, manifestó que tanto ella como sus compañeros sienten temor por su integridad, por lo que en el transcurso de la noche y este día acudirían a presentar las denuncias correspondientes por los hechos de los que fueron víctimas e insistirán en ser atendidos personalmente por Arroyo González.

Comentarios