Denuncian organizaciones proyectos que afectan al medio ambiente

2196
medio ambiente
Durante el foro Agua y territorio

Pachuca

El traslado de jales a Epazoyucan, fractura hidráulica y la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula son proyectos gubernamentales fuertemente orientados a la convivencia con grupos empresariales y capital nacional y extranjero, lo que implica falta de rendición de cuentas hacia la sociedad, indicó el pronunciamiento del foro Agua y territorio.
Anteriormente, organizaciones civiles de todas las regiones del estado se reunieron en la Fundación Arturo Herrera Cabañas para exponer los problemas de contaminación e intromisión de empresas en el medio ambiente de sus localidades.
Tales experiencias son la sustancia del pronunciamiento que fue difundido la tarde de ayer a través de redes sociales.
“Las organizaciones sociales participantes en el foro Agua y territorio, realizado el 20 de agosto en Pachuca, queremos manifestar a las diversas instancias de gobierno y al pueblo hidalguense nuestra preocupación por las políticas públicas que se han implementado a lo largo de varias décadas.
“En el foro se expusieron las principales resistencias contra políticas públicas que abarcan las regiones de Hidalgo, en colindancia con comunidades de Puebla, Veracruz y Estado de México.
“Sobre la Huasteca y la Sierra Tepehua se denunciaron proyectos como la fractura hidráulica (fracking) y la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula.
“Cabe enfatizar la grave contaminación tanto en el Valle del Mezquital como la Sierra de Molango por la irracional explotación de manganeso, y en la Zona Metropolitana de Pachuca y el distrito minero de Real del Monte y Mineral del Chico, donde existen proyectos de compañías mineras transnacionales.
“Al mismo tiempo se involucran grandes proyectos inmobiliarios que pretenden apropiarse del espacio público, del uso de la tierra y los recursos naturales y patrimoniales, como ya ocurre en diversas ciudades con parquímetros, Tuzobús, privatización de plazas y jardines.

En ese marco se encuentra el traslado de millones de toneladas de jales, residuos mineros de Pachuca a Epazoyucan. Esta misma acción realiza la empresa minera en comunidades de Zimapán donde se pretende hacer un tiradero de jales con gran peligro para la población.

Por todo esto “en el foro se acordó generar la más amplia articulación y trabajo en red de organizaciones sociales para evitar proyectos de inversión opuestos al desarrollo local y comunitario.

A las diferentes instancias de gobierno demandamos la atención inmediata, la consulta pública y el respeto a los recursos naturales, principalmente el agua y el respeto irrestricto a los derechos humanos.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios