Denuncian presencia de TransCanada en Otomí-Tepehua

842
trnascanada

Pachuca

Comunidades de Hidalgo y Puebla denunciaron que TransCanada ingresó en diversas ocasiones en la región Otomí-Tepehua con la finalidad de marcar el trazo por donde pretende construir el gasoducto Tula-Tuxpan, a pesar de no contar con permiso de los habitantes.
También demandaron el cese al hostigamiento derivado de defender sus derechos, y que sea respetada su autodeterminación como pueblos indígenas.
Esto formó parte del pronunciamiento del tercer Encuentro Regional de Pueblos en Defensa del Territorio de la Huasteca y el Totonacapan, celebrado el anterior fin de semana en Santa Mónica, Tenango de Doria.
Ahí, 350 personas y 18 organizaciones y colectivos de la región reflexionaron sobre el modelo de despojo de empresas mineras, hidroeléctricas, petroleras y de construcción de infraestructura.
Mediante un pronunciamiento presentado al final del encuentro, los participantes del foro exigieron a las autoridades nacionales, estatales y municipales la cancelación del gaseoducto Tuxpan-Tula.
Al encuentro acudieron personas de San Nicolás, Santa Mónica, San Antonio, San Bartolo, San Ambrosio, Huehuetla. Además del Ocotal y Acaxochitlán, vecinos de Pahuatlán y Huauchinango, Puebla, y representantes de 18 organizaciones y redes nacionales.
El gaseoducto Tula-Tuxpan es un proyecto que afectaría comunidades de Veracruz, Puebla, Hidalgo y Estado de México. La construcción y operación está a cargo de TransCanada, y su operadora nacional Gas Natural de la Huasteca.
Transportaría 886 millones de pies cúbicos de gas para centrales generadoras de electricidad de la zona centro del país.
A pesar de que fue aprobado en 2013, no fue sino hasta 2015 que las comunidades indígenas se enteraron de dicho proyecto, cuando la empresa ingresó a Santa Mónica y San Nicolás sin informar a las autoridades ni habitantes.

Posicionamiento

  • “Denunciamos el uso
    indebido, corrupto y tramposo del sistema judicial por parte de los tres niveles de gobierno para hostigar y criminalizar a comunidades, organizaciones defensoras de derechos humanos”
     
  • “Señalamos que esta
    situación se ha incrementado de manera alarmante en los últimos años”
  • “No renunciamos a
    nuestros derechos y seguiremos denunciado toda acción de hostigamiento, así como la actuación ilegal y violenta de empresas y gobiernos”

Comentarios