Denuncian retiro arbitrario de malla

413
retiro arbitrario de malla

Pachuca.-Con actos de vandalismo, vecinos de una privada ubicada en Campestre Villas del Álamo denunciaron que el presidente municipal de Mineral de la Reforma Raúl Camacho Baños mandó a retirar una malla ciclónica que fue instalada previamente por el municipio, misma que les brindaba seguridad.

Al respecto Domingo González, representante de las ocho familias que habitan en dicho lugar, explicó que en marzo el ayuntamiento los contactó para solicitarles permiso para la introducción de un dren pluvial que pasaría por su calle, obra a la que accedieron a cambio de la instalación de una malla ciclónica para seguridad de la privada de nombre Ahuehuete.

No obstante, indicó que en fechas recientes autoridades municipales acudieron para notificarles que la malla sería retirada, pues ya no era conveniente para la zona; lo anterior, pese a que fue el propio municipio quien dictaminó su colocación en un documento firmado en presencia de los vecinos.

Por lo anterior, dijo que se negaron al retiro de la malla luego que esta representaba mayor seguridad para su patrimonio, pues anteriormente sufrían constantes robos a vehículos o casa-habitación, hechos que dejaron de existir; sin embargo, relató que días después acudieron nuevamente personas del ayuntamiento acompañadas del regidor Rubén Alvarado Castillo, mismas que intentaron remover la reja y patearon sus puertas para intimidarlos.

En aquella ocasión, Domingo González aseveró que incluso fueron amenazados por el regidor y las personas que lo acompañaban, a quienes calificó como “un grupo de choque” del municipio, pues “nos dijeron que accediéramos a quitarla porque las personas con quienes iban eran de armas tomar, eran peligrosas y podían tomar represalias contra nosotros”.

No obstante, explicaron que ante la resistencia de los colonos, fue hasta ayer cuando las autoridades de Mineral de la Reforma regresaron apoyadas por al menos 100 elementos de Seguridad Pública municipal para retirar la malla, acto que condenaron toda vez que nuevamente fueron intimidados para llevar a cabo dichas acciones.

Derivado de ello, exigieron que el municipio les aclare la situación y vuelva a colocar la reja que retiraron, luego que su remoción nunca fue consultada con los vecinos; así como que exista sanción para quienes llevaron a cabo dichas faenas bajo actos de intimidación, pues además señalaron que es condenable que se permita el cierre total de calles en donde viven delegados, pero en su caso se les niegue algo que no afecta el libre tránsito de los peatones.

Comentarios