La agrupación liderada por María Barracuda presentó su mejor repertorio en el Centro Cultural del Ferrocarril

BRENDA GONZÁLEZ SOTO
Pachuca.- Eran las 18:30 horas y JotDog ya estaba en el escenario haciendo el soundcheck para iniciar su presentación en la edición 19 de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Hidalgo (FLIJH) en el Centro Cultural del Ferrocarril.

Los asientos de las primeras filas ya estaban ocupados y las personas iban llegando poco a poco para ver el espectáculo que la agrupación, liderada por María Barracuda, tendría para ofrecer.

Al concluir la prueba de sonido, los músicos se fueron a alistar para el concierto. Después de una hora y media, todos los asientos estaban ocupados y muchas personas se encontraban de pie esperando el inicio de la presentación.

Algunos eran fanáticos de la banda mientras que otros iban por curiosidad; sin embargo, todos estaban expectantes por el espectáculo que cerraría el primer día de actividades de la feria del libro.

En punto de las 20 horas, la agrupación formada en la Ciudad de México dio inicio con uno de sus más recientes sencillos. Continuaron con “Nada me importa” de su aclamado álbum Turista del amor.

Al principio, el público estaba maravillado por la combinación de luces, sonidos y movimientos de María, sin embargo, todos continuaban en sus asientos coreando las canciones que se sabían.

Prosiguieron “Colores”, “Lo que digo yo” y “Ya se murió”, que fueron animando cada vez más a los asistentes que con aplausos seguían el ritmo de las canciones.

Su más reciente sencillo, después de su regreso a los escenarios, “Planta caníbal” provocó fuertes gritos, sin embargo, fue con “Arréglame el alma”, cover de Panteón Rococó en el que colaboró María en su 20 aniversario, desató las voces de los asistentes que coreaban fuertemente “Necesito tu calor, yo me muero por tu amor”.

En ese instante, el público ya no pudo mantenerse sentado, y con la invitación de María a ponerse de pie, todos se levantaron y se dirigieron al frente del escenario en donde pudieron bailar, saltar y corear los clásicos “Corazón de metal” y “Compartamos tumbas”.

Posteriormente, todo se calmó y empezó a sonar “Hasta contar a mil”, que ocasionó la alegría del público, por lo que la cantaron fuertemente al ritmo de los sonidos electrónicos y pegajosos de la melodía.

“Wannabe”, “Lluvia de estrellas” y “Chale” reanimaron la emoción que provocaba saltos y baile de las familias, grupos de amigos y parejas que apreciaban el espectáculo.

Entonces, llegó la icónica “Las pequeñas cosas”, que entre los gritos del público emocionado sobresalía “Las pequeñas cosas que nos conectaban no las haces más”. Con esa canción se despidieron de los pachuqueños y agradecieron su presencia al concierto.

No obstante, el grito de “otra, otra” los hizo volver al escenario para culminar con “Turista del amor” y “Maquillaje”; así cerraron la noche llena de tintes de pop y electrónica, baile y diversión en las manos de la guitarra de Jorge Chiquis Amaro y la voz de María Barracuda.

  • “Las pequeñas cosas” fue la canción con la que se despidieron de los pachuqueños, quienes al grito de “otra, otra” hicieron regresar a la banda al escenario para cerrar el concierto con “Turista del amor” y “Maquillaje”

Comentarios