Pachuca.- El presidente del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje José Azuara Sánchez desobedeció un amparo que le ordenó conocer la inconformidad de los trabajadores del gobierno que piden anular la elección de Víctor Licona como secretario general, luego que ostenta dicho cargo desde hace ocho años.

Los trabajadores piden que el tribunal resuelva la anulación de la asamblea general realizada el 4 de diciembre de 2015, debido a que la convocatoria fue publicada ese mismo día.

El amparo refiere que la autoridad laboral está facultada para revisar las actas de asamblea relativas a la elección o cambio de directiva, y analizar si es procedente o no admitir a trámite dicho escrito.

Así lo señaló desde la tribuna del Congreso local la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) Gloria Romero León, quien exhortó a la secretaria del Trabajo María Eguiluz Tapia intervenir para resolver el conflicto laboral.

Y demandó a la Secretaría de Contraloría investigar las omisiones del presidente del tribunal de arbitraje y los servidores públicos involucrados en la queja de los trabajadores.

Romero León recordó que el conflicto laboral data del 23 de junio de 2009, cuando Víctor Licona asumió el cargo a través de un proceso, acusaron los trabajadores, en el que violó los estatutos del sindicato, ya que no hay precedente alguno de asamblea preelectoral.

Los estatutos del sindicato establecen que los integrantes del comité ejecutivo durarán en sus funciones tres años y serán electos en asamblea electoral.

Mientras que el artículo 79 de la Ley de los Trabajadores al Servicio de los Gobiernos Estatal y Municipales señala que el secretario general del sindicato no podrá ser reelecto. “Sin embargo, Licona ocupa el cargo desde junio de 2009 a la fecha, es decir, hace ocho años.”

Ante ello, los trabajadores interpusieron un juicio laboral en el Tribunal de Conciliación y Arbitraje donde reclaman la nulidad del proceso de elección de Licona como secretario general.

Pero la autoridad laboral se declaró incompetente para resolverlo y pasó la responsabilidad a la comisión de honor y justicia del sindicato, por lo que los trabajadores iniciaron un juicio de amparo, el cual fue resuelto en su favor en marzo de 2017.

Dicho juicio ordenó al tribunal conocer la demanda de los trabajadores y analizar si es procedente darle trámite, lo cual no ha ocurrido, dijo la diputada.

Por tanto, los trabajadores solicitaron la intervención de la Secretaría de Contraloría para sancionar al presidente del tribunal por no asumir sus responsabilidades ni acatar la resolución del juez segundo de distrito.

Percy, eternamente líder del sindicato

Además, la legisladora panista acusó que Percy Espinosa se ostenta desde hace varias décadas como secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio Pachuca.

“Y aunque ha habido manifestaciones disidentes, estas han sido sometidas por las autoridades, lo cual es del dominio público.”

Percy Espinosa Bustamante ingresó a la alcaldía el 15 de abril de 1975 y tiene una remuneración neta de 63 mil 474 pesos mensuales, entre sueldo, quinquenio y despensa.

Algunos dirigentes sindicales con pretexto de defender los derechos de sus agremiados utilizan su cargo para obtener beneficios personales, lo que lleva a un retroceso de las conquistas laborales alcanzadas”

Gloria Romero
Diputada del PAN

Comentarios