Desafía Hawái veto migratorio de Trump

272
migratorio

 
Hawái

Hawái se convirtió el miércoles pasado en el primer estado en presentar una demanda para paralizar la nueva orden migratoria del presidente estadunidense Donald Trump.
El estado ya llevó el primer decreto presidencial de Trump sobre inmigración a los tribunales, pues abogados del estado, de mayoría demócrata, presentaron la demanda ante una corte federal en Honolulú.
Hawái argumentó que la norma afectará a la población musulmana del estado, al turismo y a los estudiantes extranjeros. El juez federal de distrito Derrick Watson accedió a la solicitud del estado de continuar con el proceso y estableció una audiencia para el 15 de marzo, el día previo a la entrada en vigor de la orden ejecutiva de Trump.
El estado argumentará en la audiencia que el juez debería emitir un interdicto temporal que impida que entre en vigor el decreto, hasta que se resuelva la demanda. “Todos queremos seguridad en nuestro país. Pero discriminar a personas por su nacionalidad o religión es un oscuro camino que nunca debemos recorrer. La nueva orden no arregla los defectos de la primera”, dijo en un comunicado el fiscal general de Hawái, Douglas Chin.
El nuevo veto migratorio suspende durante 120 días el programa de acogida a refugiados y durante 90 la entrada de ciudadanos procedentes de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia, al considerar que presentan riesgo por terrorismo.
A diferencia de la primera, la medida deja fuera a los ciudadanos de Irak y a los que ya gozan de residencia permanente en Estados Unidos. Elimina además la prohibición permanente a refugiados de Siria y la excepción al veto que se había hecho con sirios cristianos.
La orden ejecutiva firmada por el presidente también reduce de 110 mil a 50 mil el número de refugiados que Estados Unidos recibirá este 2017.

Comentarios