Casi 80 por ciento de la población encuestada vía telefónica manifestó que México no se encuentra preparado para la regulación del uso de la mariguana, mientras que 60 por ciento desaprueba la legalización de la misma, de acuerdo con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados.
La encuesta denominada Legalización sobre la mariguana se aplicó a personas mayores de 18 años de todo el país, donde 79.9 por ciento consideró que México no se encuentra apto para regular el uso de ésta.
El 15.3 por ciento consideró lo opuesto e indicó al país como preparado para incursionar en la regularización del uso de cannabis, mientras que 4.8 por ciento no contestó o no emitió una postura.
Además, la encuesta empleada por el CESOP destacó que 60.2 por ciento de las personas desaprobó mucho o algo la legalización de la mariguana en México. Lo anterior se plasmó en que 29.8 por ciento desaprobó rotundamente esa medida, mientras que 30.4 lo hizo de forma parcial.
Por otra parte, 39.8 por ciento estuvo a favor de que se legitime el uso de ese psicoactivo.
Lo anterior quedó en que 11.8 por ciento aprueba por mucho la legalización de esa hierba, mientras que 28 por ciento aprobó en cierta medida que ya no se prohíba su uso.
A pesar de las posturas encontradas, ante la pregunta de qué tan a favor o en contra se encuentran de la legalización con fines medicinales, recreativos o industriales, 83.1 por ciento reaccionó de forma positiva a que se emplee con fines medicinales.
Caso contrario sucedió para fines recreativos, ya que 77.6 por ciento opinó de forma negativa, contra 18.7 por ciento a favor.
Para métodos industriales, 55.3 por ciento se opuso a su legalización, mientras que 37.6 por ciento opinó lo contrario.
¿Si se legalizara?

En el supuesto de la legalización de la mariguana para su consumo en México y alcance en la población, las y los encuestados manifestaron que se incrementaría el número de consumidores, de acuerdo con 76.4 por ciento.
El 73.3 por ciento mencionó que se incrementaría la demanda de servicios de salud, al tiempo que 69.6 por ciento declaró que se extendería a más personas la adicción a la mariguana.
Otro dato que se percibe es que las personas encuestadas expusieron que tras la legalización de la mariguana, las y los consumidores incursionarían en probar otras drogas, de acuerdo con 61.1 por ciento de las opiniones.
El 54.6 por ciento puntualizó que ante ese caso hipotético de legalización se incrementaría la violencia, sin embargo 44.3 por ciento de las y los encuestados refirió que esa medida de despenalización reduciría los ingresos de las bandas dedicadas al narcotráfico.
Mientras que 49.1 por ciento consideró que una posible legitimación del consumo de mariguana traería mayor control al mercado de esa hierba.

Comentarios