Formar recursos humanos capaces, realizar desarrollos e incrementar la productividad académica de artículos científicos, son fundamentales para que nuestro país se interne en el camino del desarrollo y que le depare un buen futuro. Desde luego, nuestro país encara algunos problemas que quizá podrían resolverse a corto plazo, pero existen problemas complejos de investigación y desarrollo que requieren experiencia, por lo que su solución es a largo plazo.

Si bien, para enfrentar los problemas contamos con una valiosa base de recursos naturales, tanto renovables como no renovables, como son los minerales, quizá tendríamos un mal futuro como productor primario, porque la explotación de estos recursos tal vez no suministrará suficientes empleos para la población y porque ser productor primario es una ocupación riesgosa, como lo demuestra la drástica caída de los precios del petróleo. De esa manera, deben utilizarse los recursos de modo racional, en tanto la economía se transforma en algo versátil y diversificado a través del desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Cabe mencionar que algunos países, mediante políticas públicas, integran la ciencia, tecnología e innovación al desarrollo, particularmente en las actividades productivas que incluyen inversión de largo plazo en educación superior en todas sus escuelas para generar capital humano avanzado.

Los países que han impulsado el desarrollo económico a partir del fomento de las actividades científicas han tenido un genuino desarrollo económico, por lo que para ellos es obsoleto preguntarse ¿por qué invertir en investigación y desarrollo, y qué tan determinante es para su competitividad como país? Bueno, porque son muchas las bondades de la actividad científica: se incentiva la creatividad, aumentan las fronteras de producción, tienen mejoras y ventajas comparativas, se da valor agregado, lo que sin duda mejora el bienestar de la población.

Por otro lado, recientemente nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), llevó a cabo el segundo Seminario Regional de Materiales Avanzados, que es un tema fundamental para el futuro de México. Cabe mencionar que en este evento participó la comisión de ciencia y tecnología de la Cámara de Diputados de la 64 Legislatura federal, que a través de su presidenta, la diputada María Marivel Solís Barrera, manifestó su total compromiso en trabajar hacia una nueva institucionalidad científica para nuestro país, además de trabajar en el desarrollo integral y sostenible que México precisa, teniendo como elemento esencial la ciencia, la tecnología e innovación.

Además, la diputada propuso, desde el Congreso de la Unión, que mientras el país no alcance la inversión del uno por ciento del producto interno bruto (PIB) para realizar actividades de investigación científica y tecnológica, cada año se registre un incremento en inversión en la materia con respecto al año anterior.

Finalmente, la vida intelectual de una comunidad es el fundamento que sustenta la fortaleza de sus instituciones, por lo anterior, para tener un México exitoso deben fortalecerse las instituciones de educación superior y más las que poseen un legado genuino de décadas en materia de desarrollo de conocimiento, como la UAEH.

Comentarios