Descubre INAH vestigios arquitectónicos en Puebla

225
Puebla inah

Su temporalidad coincidiría con el arribo a esa región de migrantes toltecas-chichimecas y teochichimecas, hacia el año 1100 dC

Pachuca.- Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron vestigios arquitectónicos en la Plazuela de la Danza de Atlixco, en Puebla.

Se trata de un piso de cal con un escalón preservado, así como vestigios de un posible altar con muros de piedra; su temporalidad coincidiría con el arribo a esa región de migrantes toltecas-chichimecas y teochichimecas, hacia el año 1100 dC.

El cerro de San Miguel estaba consagrado a Macuilxóchitl, de allí que es probable que el uso dancístico que hoy tiene la plaza se compagine con su antigua ritualidad.

Cada año, el último domingo de septiembre, las comunidades indígenas de Puebla se congregan en la “gran fiesta de Atlixco” o “huei atlixcayotl”, para celebrar el día de San Miguel Arcángel y agradecer la temporada de cosecha.

Si bien este 2020, el festival se suspendió por la contingencia sanitaria del coronavirus (Covid-19), los trabajos de remodelación que, se realizan sobre la Plazuela de la Danza, el principal escenario de la celebración, han permitido descubrir una serie de vestigios arqueológicos que llevan a teorizar a los investigadores que, en tiempos prehispánicos, una explanada muy similar a la actual, consagrada a ceremonias en honor a las antiguas deidades, pudo existir en el mismo sitio.

Los arqueólogos del INAH, quienes desde hace dos meses acompañan las obras de remodelación, comentan que el elemento más notorio hasta ahora ubicado, es un piso de cal que preserva un escalón, cuya temporalidad podría remontarse a 900 o 700 años antes del presente.

Los investigadores señalan que ese piso prehispánico puede ser mayor dado que, no obstante que está fragmentado en diversas secciones, parece extenderse debajo del suelo contemporáneo.

Actualmente, se explora otro elemento en el sitio, mismo que, ubicado en el área aledaña al palo de los voladores, corresponde a los remanentes de un muro de piedra hallado debajo del escenario actual de las danzas, el cual podría pertenecer a una estructura ovalada con un diámetro mayor a los 10 metros; esos vestigios podrían indicar la existencia de un altar o templo.

El seguimiento del INAH a la actual remodelación de la plaza continúa, en tanto que los objetos arqueológicos recuperados en campo, ya se resguardan y clasifican en el antiguo Hospital San Juan de Dios, en el Centro Histórico de Atlixco.

Los arqueólogos comentan que existe la solicitud, presentada al centro INAH Puebla y al consejo de arqueología del INAH, por parte de la presidencia municipal de Atlixco, de crear una ventana arqueológica en el nuevo palco, que permita apreciar los orígenes prehispánicos de este recinto ceremonial.

Comentarios