MARTÍN TAKAGUI / NOTIMEX
Ciudad de México.- El pleno de la Cámara de Diputados desechó la propuesta legislativa de reducir en 50 por ciento el financiamiento público a los partidos políticos, luego que el dictamen no lograra las dos terceras partes de los legisladores presentes para alcanzar la reforma constitucional correspondiente.

La votación del dictamen fue de 274 a favor, 207 en contra y ninguna abstención; hubo en total una asistencia de 481 legisladores de todos los partidos, por lo que la presidenta de la mesa directiva Laura Rojas Hernández declaró desechado el dictamen de reforma constitucional.

En esta ocasión, dos de los aliados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) votaron en contra: el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quienes expresaron su oposición a la propuesta que también fue un compromiso de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante una discusión de cuatro horas, los legisladores del Partido Encuentro Social (PES), en voz del diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz, fijaron su posición y pidieron que el financiamiento fuera retirado por completo.

Los grupos parlamentarios minoritarios, incluso los aliados de Morena que votaron en contra, opinaron que era un dictamen electorero que solo buscaba exhibir a los partidos políticos, y aseguraron que estaban en contra de reducir sus presupuestos y, por tanto, de la austeridad republicana impulsada por López Obrador.

La coordinadora de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Verónica Juárez Piña estuvo en contra porque es necesario hacer una reforma integral en la materia, con el fin de que las reducciones no debiliten a los partidos y así contribuir a la austeridad con una fórmula que permita ir a la contienda de manera equitativa.

A nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI) la diputada Dulce María Sauri Riancho puntualizó que “es ingenuo o tal vez perverso suponer que su modificación no trastocará radicalmente la forma de ver y entender la democracia y los procesos electorales en el futuro inmediato”.

Mario Delgado, coordinador de Morena y presidente de la junta de coordinación política, aseguró que es una definición política que habría permitido acabar con el despilfarro de recursos por los partidos políticos.

Detalló que la reducción habría significado un ahorro de 50 millones de pesos para 2020; recordó que los partidos cuestan al erario unos 5 mil millones de pesos, pero hay otros 5 mil millones que se distribuyen desde los estados y otros más de las prerrogativas para los partidos en radio y televisión.

  • Los grupos parlamentarios minoritarios, incluso los aliados de Morena, opinaron que solo buscaban exhibir a las alianzas políticas

Comentarios