• Así lo confirmó Eduardo Quiroz Zumano, representante de Pro Centro

Pachuca.- Desesperados por 90 días sin trabajar, algunos establecimientos no esenciales localizados en el centro histórico de Pachuca abrieron hoy, pese al cambio de semáforo naranja a rojo, confirmó en entrevista para Libre por Convicción Independiente de Hidalgo Eduardo Quiroz Zumano, representante de Pro Centro.

No obstante, aclaró que aquellos establecimientos que decidieron operar lo hacen con el máximo de medidas de seguridad, “cosa que en otras zonas de la ciudad no aplican, basta ver los tianguis”.

“Algunos compañeros abrieron hoy desesperados por tantos días (90) sin trabajar, todos esperábamos que siguiéramos en semáforo naranja. La verdad es que las ventas son mínimas, recuperarnos a ventas medianas tardarán varios meses”, expresó.

De acuerdo con el empresario, el cambio a rojo es algo que los locatarios pachuqueños no esperaban si se toma en cuenta que la Ciudad de México está en naranja, que, aunque significa riesgo alto, permite el retorno de diversos giros de la actividad económica.

Quiroz Zumano también hizo notar que el comercio ambulante prolifera en las calles del primer cuadro de la ciudad, sin que las autoridades lo puedan controlar.

El líder empresarial precisó que al momento es difícil contabilizar el número de negocios que iniciaron operaciones este día. Este diario constató durante un recorrido las aperturas, aunque muchos negocios se encontraban realizando labores de sanitización.

Cabe recordar que, a finales del mes de mayo, a través de una carta dirigida al gobernador Omar Fayad Meneses, comerciantes del centro histórico de Pachuca anunciaron su “firme decisión” de abrir sus negocios el 1 de junio con el compromiso de aplicar y respetar al pie de la letra las medidas que exige la Secretaría de Salud.

No obstante, tras establecer acuerdos con autoridades estatales, cancelaron esa medida y confiaron en que las aperturas se concretaran pasada la primera quincena de junio, pero tampoco fue así.

El pasado 19 de junio se dio a conocer que Hidalgo había cambiado de rojo a naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico, con lo que podrían reabrirse actividades en negocios no esenciales. En aquel momento se dio paso a la semana de preparación con miras a abrir hoy, sin embargo, el panorama cambió y no fue posible.

Comentarios