Desfile de las Rosas honra a víctimas de Orlando

473
orlando
Carros alegóricos fueron pasando frente a los espectadores

California

Bajo extremas medidas de seguridad, la edición 128 del Desfile de las Rosas celebró en parte a la diversidad de Estados Unidos honrando a las víctimas de la masacre en un club gay de Orlando y aplaudiendo las canciones rancheras que interpretó un grupo de estudiantes mexicanos, como parte de un despliegue de alegría y color que se disfrutó a través de carrozas, bandas musicales y caballerías.
Miles de aficionados que pasaron la noche bajo una ocasional lluvia ligera y en una relativamente cálida temperatura de 50 grados, degustaron del evento desfile, cuya ruta de 5.5 millas estuvo protegida por un impresionante operativo de vigilancia, que incluyó agentes de diversas corporaciones y obstáculos con agua en más de 50 intersecciones para frustrar cualquier ataque con vehículos conducidos a alta velocidad.
El evento, que comenzó a las 8 horas con el típico sobrevuelo de un bombardero de la Fuerza Aérea, concluyó sin incidentes mayores. La Policía reportó el arresto de siete personas por delitos menores, como beber en la vía pública o invasión a la propiedad durante la noche.
Por primera vez en más de 100 años, para cumplir con su tradición de no interferir con los servicios religiosos dominicales, el Rose Parade se realizó el 2 de enero.
El tema de este año, “Ecos del éxito”, se dedicó a los que ayudan a otros a alcanzar sus metas. Con ese motivo, los mariscales fueron tres medallistas olímpicos: Allyson Felix, Greg Louganis y Janet Evans. “Cada uno de nosotros tenemos presentes a esas personas que han impactado nuestras vidas”, dijo el presidente del Torneo de Rosas, Brad Ratliff.
Carros alegóricos con una cascada, un autobús cuyo sistema hidráulico levantaba su carcasa a una altura de 30 pies, un gimnasio móvil y una alberca de olas para perros, fueron pasando frente a los espectadores, que se ataviaron con gruesas chamarras, gorros y bufandas para soportar el clima decembrino.
La fundación de California, un estado que se fue poblando por migrantes que provenían de distintas partes de Estados Unidos y de América, se recordó con la premiada carroza “La Fiebre del Oro”.
Con el título “Sigue al Sol”, otro florido vehículo promovió a nivel mundial a la ciudad de Los Ángeles, que busca volver a ser la sede de los Juegos Olímpicos. Solo ha sido anfitriona de esas justas en 1984.

Comentarios