Deslealtad inadmisible en Cataluña: Felipe VI

63
cataluña
Reconoció su preocupación ante la situación de conflicto político y social

El rey de España rompió su silencio y dio un mensaje a la nación

Madrid.- En un gesto inusual para una situación de emergencia y extraordinaria, el rey de España Felipe VI rompió su silencio y dio un mensaje a la nación que se transmitió en todas las televisoras, radios y medios digitales de ese país.

El monarca reconoció que “estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática”, pero “los superaremos” y advirtió que “los legítimos poderes van a asegurar el Estado de Derecho en Cataluña”.

Reconoció su preocupación ante la situación de conflicto político y social que se vive en Cataluña, a raíz de la represión policial del domingo, cuando celebraron el referendo de independencia que había sido declarado “ilegal” por los tribunales españoles.

Sin embargo, el jefe del Estado español centró su intervención pública en reprobar la postura del gobierno de la Generalitat de Cataluña de no acatar las decisiones de los tribunales españoles y “fracturar” a la sociedad.

El rey Felipe VI advirtió: “Estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática. Todos hemos sido testigos de los hechos que han ido ocurriendo en Cataluña con la pretensión de la Generalitat de que se declare la independencia, sin cumplir con la Constitución ni con el estatuto de autonomía. Con sus decisiones han demostrado una deslealtad inadmisible ante los poderes del Estado. Han quebrantado los principios democráticos”, afirmó.

Añadió que la situación actual “puede poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España”, con lo que calificó como “un intento inaceptable de apropiación de las instituciones” por parte de los dirigentes independentistas, que, a su juicio, “se han situado al margen del derecho y la democracia. Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional”.

Dato

El jefe del Estado español centró su intervención pública en reprobar la postura del gobierno de la Generalitat de Cataluña de no acatar las decisiones de los tribunales españoles

Comentarios