Desobedecieron el protocolo

107
protocolo,felinos

La porra de los felinos no hizo caso a las sugerencias de líderes

JUAN CARLOS JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA
Monterrey.- La bronca entre barristas en la avenida Aztlán se pudo evitar, incluso por los mismos aficionados de Tigres, sin embargo, un grupo de la barra hizo caso omiso a la sugerencia de los líderes de Libres y Lokos.

De acuerdo a un vocero de la barra felina que habló con Cancha, un grupo de barristas felinos de la zona norponiente de la ciudad no atendió la petición de no rentar el camión para trasladarse al estadio universitario.

Cuando los líderes se enteraron de que ya se había alquilado una unidad de transporte, les recomendaron no pasar por Aztlán porque tenían conocimiento de que ahí había dos camiones de La Adicción, barra de los Rayados.

“Primero, estaba prohibido rentar camiones, porque la orden era llegar al clásico por su cuenta para ayudar a meter la banderota y hacer el pasillo al equipo temprano, a las afueras del estadio.

“Pero en la tarde nos enteramos que un grupo había rentado un camión y nos provocó mucha molestia. Les pedimos no pasar por la avenida Aztlán, porque ahí estaban dos camiones de La Adicción que iban a trasladarse a la plaza de toros para iniciar su caravana, pero desobedecieron el protocolo de la barra, y ya después pasó lo que todos vimos”, dijo el integrante de la barra.

  • Les recomendaron no pasar por Aztlán, porque tenían conocimiento de que ahí había dos camiones de La Adicción, barra de los Rayados

Comentarios