Despega el Space X, inicia nueva era espacial

384

Washington.- Los astronautas de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) Bob Behnken y Doug Hurley despegaron ayer a las 14:22 (hora local) en la cápsula Crew Dragón de la nave de SpaceX rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI), en el primer intento comercial para abrir el cosmos al turismo.

La misión Demo-2 de la NASA y de la compañía SpaceX, del multimillonario Elon Musk, tuvo como punto de partida el centro espacial John F Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.

El lanzamiento ocurrió sin contratiempos y desde los primeros segundos se escucharon los emocionados aplausos de quienes estaban en la zona.

El presidente estadunidense Donald Trump asistió al despege de la cápsula en el evento considerado “histórico”.

Después de 19 horas de viaje, los astronautas llegarán a la EEI para permanecer ahí trabajando alrededor de uno y cuatro meses en el primer viaje privado de la historia.

Estados Unidos no ha enviado sus propios astronautas al Espacio desde que, en 2011, llegó a su fin el programa del transbordador espacial.

Debido a esa decisión gubernamental, la NASA se ha visto obligada a enviar a Rusia a sus astronautas a entrenar a la nave espacial Soyuz, lo que le ha costado 86 millones de dólares por cada uno.

Sin embargo, en lugar de buscar crear un transbordador propio, decidió solicitar a un actor privado, Elon Musk, la cooperación para poner en órbita nuevamente a astronautas estadunidenses.

Con el despegue, se espera que la NASA deje de depender de Rusia para realizar operaciones en el Espacio.

La importancia de Space X radica en que su creador impulsó la empresa con el propósito de llevar personas al cosmos con el objetivo final de colonizar Marte.

Sin embargo, Musk no es el único con esa ambición. Boeing, Virgin y Blue Origin, de Jeff Bezons, también tienen las mismas intenciones, aunque con el reciente despegue del Crew Dragon han quedado en desventaja.

El primer intento de lanzamiento, el miércoles 27, fue suspendido y pospuesto para ayer debido al mal tiempo que se presentó el miércoles y que no garantizó medidas de seguridad suficientes.

Por eso, el Centro Nacional de Huracanes estudió las posibilidades de que un sistema de bajas presiones se convirtiera en una tormenta tropical en el Atlántico.

Probablemente, el desarrollo de la tecnología y la confrontación comercial con China también sea otro factor para que Estados Unidos esté interesado en reimpulsar la carrera espacial.

Comentarios