Desplaza a 1.4 millones de infantes violencia de Boko Haram: Unicef

514
unicef
Además casi medio millón sufre desnutrición aguda

Nueva York

La violencia del grupo islamista Boko Haram en la cuenca del lago de Chad, en África, ha desplazado a 1.4 millones de niños y niñas, además casi medio millón sufre desnutrición aguda, reportó ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Asimismo, al menos un millón de infantes están atrapados en zonas de difícil acceso, alertó Unicef en un informe publicado antes de la celebración de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes, que tendrá lugar el 19 de septiembre.
El reporte de Unicef analiza el impacto de la insurgencia de Boko Haram sobre los niños en Nigeria, Camerún, Chad y Níger, así como su efecto devastador para la infancia.
En la actualidad hay 2.6 millones de personas desplazadas debido a la violencia, según la agencia de las Naciones Unidas, que teme que otros 2.2 millones, más de la mitad infantes, podrían estar atrapados en zonas bajo control de Boko Haram.
Se estima que unos 38 niños fueron utilizados para llevar a cabo ataques suicidas en la cuenca del lago de Chad en lo que va de este año, elevando a 86 el número de menores usados para tal fin desde 2014.
Según Unicef, cerca de 475 mil menores en toda la región sufren desnutrición aguda, un importante aumento respecto a los 175 mil reportados a principios de año, además unos 20 mil fueron separados de sus familias en el norte de Nigeria.
Unicef lamentó que solo haya recibido 13 por ciento de los 308 millones de dólares que necesita para prestar asistencia a las familias afectadas por la violencia de Boko Haram en Nigeria, Níger, Chad y Camerún.

Comentarios