Desplazados de El Gavilán no corren riesgo: jurisdicción sanitaria

779
Quienes desde hace dos meses habitan caballerizas de la plaza de toros
Quienes desde hace dos meses habitan caballerizas de la plaza de toros

 

No hay riesgo de que surja alguna enfermedad, epidemia o problema de salud en los desplazados de El Gavilán, quienes desde hace dos meses habitan caballerizas de la plaza de toros de Tlahuelilpan.
Así lo constató la subdirectora de la jurisdicción sanitaria tres con sede en Tula Rosa María Parra.
Cabe recordar que derivado del enfrentamiento entre vecinos de Tlahuelilpan y comuneros de El Doxey, 92 adultos y 33 niños permanecen en las caballerizas de dicho lugar, en condiciones desfavorables.
Por lo que personal de la Secretaría de Salud de Hidalgo aclaró que sí hay brigadas médicas que atienden a las y los desplazados.
Según Rosa María Parra desde que las personas llegaron a las caballerizas las brigadas arribaron de manera regular.
Por lo que vigilan los aspectos de salud tanto de niños como de adultos.
Lo anterior luego que hace unos días, en entrevista para este medio, los desplazados refirieron que la atención del gobierno era nula, incluso con las brigadas de salud que, comentaron, dejaron de asistir.
La subdirectora de la jurisdicción médica mencionó que llevan a cabo un censo de las visitas y de quienes acuden al centro de salud.
Además de trabajar de manera coordinada con la presidencia municipal para analizar la cloración del agua; precisaron que el 4 de mayo fue la primer visita a la zona, desde esa fecha de manera permanente supervisan la situación en que viven los desplazados.
Aclararon que existe un comité de salud integrado por los desplazados, además de que no todas las personas duermen dentro de las caballerizas. Dijeron que como parte de sus obligaciones vigilan permanentemente y hasta el momento el propio comité de salud no ha informado sobre algún problema.
Dentro de las generalidades, personal de la jurisdicción médica explicó que a todos los niños que viven en la plaza de toros se les aplicaron las vacunas que les hacían falta, además de una paciente que hace 10 días tuvo una caída y fue canalizada al hospital de Cinta Larga.
Aunado a lo anterior, distribuyen gel, cloro y jabón, asimismo enseñan la técnica de lavado de manos y vigilan el manejo de alimentos dentro del área que habilitaron como cocina.

Comentarios