Desploma popularidad de Trump

106
Trump,The Washington Post

ALINA EUGENIA CARBAJAL
PORRAS / AGENCIA REFORMA
Washington.- La calificación de desaprobación del presidente Trump alcanzó un punto alto del 60 por ciento, según datos de una nueva encuesta del diario estadunidense The Washington Post y la cadena de noticias ABC News.

El sondeo también revela que la mayoría de los estadunidenses apoyan la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y opinan que el mandatario no debe despedir al fiscal general Jeff Sessions.

Al inicio de las campañas, para las elecciones intermedias estadunidenses, que determinarán si los demócratas retoman el control del Congreso, la encuesta revela que la mayoría del público se ha vuelto en contra de Trump y está atento a sus esfuerzos para influir en el Departamento de Justicia y la pesquisa a cargo del fiscal Mueller.

Casi la mitad de los estadunidenses, el 49 por ciento, dice que el Congreso debería comenzar un proceso de impugnación que podría llevar a Trump a ser destituido de su cargo, mientras que el 46 por ciento dice que el Congreso no debería hacerlo.

Además, una estrecha mayoría, 53 por ciento, dice que cree que Trump ha tratado de interferir con la investigación de Mueller de una manera que equivaldría al delito de obstrucción de la justicia; tan solo el 35 por ciento dice que no cree que el presidente haya intentado interferir.

La encuesta Post-ABC se realizó entre una muestra nacional aleatoria de mil tres adultos contactados en teléfonos convencionales y celulares; el margen de error de muestreo para los resultados generales es de más o menos 3.5 puntos porcentuales.

En general, el 60 por ciento de los estadunidenses desaprueba el desempeño laboral de Trump, contra un 36 por ciento de aprobación, según datos del sondeo, debido a la variación de muestreo aleatorio, eso representa un leve cambio marginal desde la última encuesta Post-ABC, en abril, que midió la calificación de Trump con una desaprobación del 56 por ciento y una aprobación del 40 por ciento.

La nueva investigación se realizó del 26 al 29 de agosto, luego de que el exdirector de campaña de Trump, Paul Manafort fuera declarado culpable de fraude fiscal y bancario federal y después de que el exabogado de Trump, Michael Cohen se declarara culpable e implicara al mandatario en pagos ilegales.

La brecha de cuatro meses entre las encuestas Post-ABC hace que sea difícil atribuir el modesto aumento en la desaprobación de Trump a eventos específicos. Otros sondeos públicos han mostrado la calificación de desaprobación de Trump entre los bajos y mediados de los 50 y no han rastreado un aumento desde la condena de Manafort y la declaración de culpabilidad de Cohen.

Trump ha intentado reunir apoyo para los candidatos republicanos en las elecciones del 6 de noviembre al indicar su historial económico, pero los datos revelados esta semana hacen concluir que a pesar de la poca popularidad del presidente con los votantes, obtiene mejores calificaciones en lo que respecta a la economía: el 45 por ciento de los estadunidenses aprueba y el 47 por ciento desaprueba el manejo de la economía por parte de Trump.

La popularidad general de Trump se rompe a lo largo de líneas de partidismo, etnia y género, según la encuesta. Mientras que el 78 por ciento de los republicanos aprueba su actuación, el 93 por ciento de los demócratas y el 59 por ciento de los independientes lo desaprueban.

Más hombres lo apoyan que las mujeres, y aunque el 45 por ciento de los blancos lo respaldan, el 19 por ciento de los no blancos aprueba.

El estudio encuentra que hay claras limitaciones a los esfuerzos de Trump durante todo el verano para politizar y desacreditar la investigación de Rusia, el presidente ha lanzado un aluvión casi diario de tuits en los que califica la investigación sobre Rusia de ser una “cacería de brujas”, ataca la credibilidad de Mueller y de varios funcionarios actuales y anteriores del Departamento de Justicia.

La encuesta encuentra una clara división partidista sobre el tema. Mientras que el 75 por ciento de los demócratas dicen que el Congreso debería comenzar las audiencias de juicio político, el 82 por ciento de los republicanos dicen que los legisladores no deberían hacerlo. Entre los independientes, el 49 por ciento apoya la acusación, mientras que el 46 por ciento se opone a ella.

Comentarios