Destaca Cuarón apoyo vecinal en rodaje

295
cuaron

MARIO ABNER COLINA / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

“Pedimos disculpas por las molestias que pudimos haber causado”, dijo Alfonso Cuarón ayer por la mañana.
El ganador del Oscar a mejor director por Gravedad se refirió así al complicado rodaje que tuvo de la película de época Roma, su regreso al cine hecho en México tras Y tu mamá también.
“Pero en el aspecto vecinal, el 98 por ciento fue un apoyo absoluto, tanto que llegaron a correr a los que la armaban de tos. Se convirtieron en nuestros aliados”, agregó más tarde.
Protagonizada por Marina de Tavira, Marco Graf y Yalitza Aparicio, Roma narra las vicisitudes de una familia mexicana de clase media a inicios de la década de 1970.
El rodaje, que inició en octubre, tuvo contratiempos como conflictos con Ricardo Monreal, jefe delegacional de Cuauhtémoc, debido a quejas vecinales.
También una denuncia por robo del equipo de filme hacia staff del político, que Cuarón, sin ahondar en detalles, dijo ya solucionada.
Y además, problemáticos cierres en vialidades de distintos puntos de la capital, como la calzada México Tacuba, para filmar una recreación del Halconazo.
“Era esencial filmar esta escena donde sucedieron los hechos y se logró. Las molestias fueron inevitables. El plan era hacer un cierre de tres días pero gracias a la coordinación entre productores, autoridades y equipo técnico, redujimos el cierre a dos días”, dijo el cineasta en una conferencia de prensa en el Museo de la Ciudad de México.
Aclaró que la película, que se estrenará el próximo año, no trata del Halconazo, sino que este suceso es uno de los muchos alrededor de los cuales orbita la trama familiar.
El director de Harry Potter y el prisionero de Azkaban vive en Londres desde inicios de la década pasada y no rodaba en México desde Y tu mamá también, estrenada en 2001.
Ni antes ni durante el rodaje, el exestudiante del CUEC había aparecido ante los medios de comunicación.
Admitió que es el primer proyecto de su carrera en cuya creación y producción no se asesora de sus amigos Alejandro G Iñárritu y Guillermo del Toro. “Pero espérense a la edición”, bromeó.
Acompañado del diseñador de producción Eugenio Caballero (ganador del Oscar por El laberinto del fauno), Cuarón prometió que volverá a dirigir en México en el futuro.
Resistió pronunciarse sobre la política mexicana o sobre Donald Trump, el polémico presidente de Estados Unidos.
“No hay mucho que discutir (sobre Trump). No lo ayuden. Le dan mucho tiempo en sus espacios”, dijo a la prensa.

Comentarios