Ciudad de México.- El gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN) gastó más de 800 millones de pesos para intentar atender el problema del sargazo en costas mexicanas, sin resultados positivos, dio a conocer la Secretaría de Marina Armada de México (Semar).

De acuerdo con la dependencia, los recursos destinados por la pasada administración federal para ese fin no representaron una inversión, dado que en su momento no resolvieron el problema, no hubo lecciones aprendidas y tampoco dejaron vestigio de materiales o equipos para futuras contingencias.

Tras subrayar que cada vez el esfuerzo para esa tarea “es comenzado desde cero”, en un informe difundido en medios resaltó que si a esos montos se agregan los gastos realizados por los “concesionarios”, la cifra podría rebasar “con mucho” los mil millones de pesos.

La Semar detalló que en 2012 fueron destinados 55 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que se sumaron a los 176 millones de pesos de esa misma partida ejercidos en 2013.

Refirió que para 2015, el Fonden aportó 150 millones y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) otros 30 millones; mientras que en 2017 los gobiernos federal y de Quintana Roo aportaron 57 millones de pesos para combatir el problema.

La Secretaría de Marina precisó que en 2018, la cifra se elevó hasta 333 millones de pesos, de los cuales 222.5 millones fueron entregados por el gobierno de Quintana Roo, 62.57 millones por el federal a través del Fonden, y 48 millones por los municipios afectados.

En el último año del gobierno federal pasado, los recursos fueron utilizados para apoyar el esfuerzo de limpieza de playas y municipios costeros, y aunque la mayor parte del presupuesto fue usado para la renta de 27 kilómetros de barreras de contención de hidrocarburos, “no arrojaron los resultados esperados”, abundó.

En el reporte, la Secretaría de Marina indicó que en 2015 los recursos fueron destinados a la renta y compra de maquinaria.

Comentarios