Los casos de desvíos tanto de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) como de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) siguen dando de qué hablar. E Hidalgo se coloca como uno de los estados clave en la complicada red que sirvió para desviar más de mil millones de pesos, tan solo respecto a los recursos que pasaron por nuestra entidad. En esta red también resultó involucrada la Universidad Politécnica de Francisco I Madero (UPFIM) que, en coordinación con la Sedatu, habría servido como conducto para desviar más de 185 millones de pesos a través de contratos cuyo objeto sería “realizar proyectos de ordenamiento, desarrollo y equidad”, esto de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Este diario, así como otros medios de comunicación, confirmaron esta estratagema mediante la auditoría forense 196 DS, celebrada en enero de 2016, donde el organismo, dependiente del Poder Legislativo federal, encontró que la UPFIM y la Sedatu, por ejemplo, “suscribieron el convenio general SEDATU-UPFIM/SOT/05/2016, con el propósito de aplicar conocimientos científicos y técnicos en proyectos de ordenamiento territorial, desarrollo, equidad de género y propiedad rural y desarrollo agrario por un monto de 185.8 millones de pesos”. No obstante, y aquí es donde se encuentra el gato encerrado, tras la revisión al convenio se encontró “que el régimen de contratación fue presuntamente usado para la obtención irregular de recursos públicos, pues no se sujetó a las reglas de contratación establecidas por la ley, que estipula que tengan la capacidad para realizar el trabajo”. Esto por citar solo un ejemplo de la estrategia para desviar millones de pesos producto del erario público federal. Lo importante, como se ha dicho en este mismo espacio, es que una vez que se demostró este modus operandi, las autoridades encargadas de perseguir estos casos de corrupción hagan bien su trabajo y los culpables sean castigados. De lo contrario, seremos testigos de otro caso de simulación que abonará a la impunidad, verdadero lastre de nuestro país. De filón. Los sindicatos de la UAEH tocan las puertas de la huelga. Ya falta poco para que se cumpla el plazo fatal y no hay siquiera una oferta en el aire.

Comentarios