Detectan anomalías en anterior administración de San Salvador

208
anomalías
Denunció el contralor interno municipal, Federico Ángeles Cruz

San Salvador.- Firmas duplicadas y no autorizadas, gastos no solventados, expedientes de obras y acciones incompletas, falta de muebles, adquisición de vehículos sin autorización de la asamblea, entre otras, fueron las anomalías detectadas en el proceso de entrega-recepción, correspondientes al ejercicio anterior, que denunció el contralor interno municipal de San Salvador.

Federico Ángeles Cruz dio a conocer que, derivado del cambio de administración municipal, y con base en el proceso de entrega-recepción, aún existen irregularidades a las que la presidencia municipal ya da seguimiento.

Detalló que 18 observaciones corresponden a 2013, 2014 y 2015, entre las que encontraron firmas duplicadas, personas que firmaron cuestiones para las que no estaban autorizadas, gastos no solventados, expedientes de obras y acciones incompletas, falta de muebles, adquisición de vehículos sin autorización de la asamblea, entre otras.

“Dentro del marco de la ley, el modo de resolverlo es, primeramente, a través de la Contraloría, aunque sabemos que es un proceso que tomará tiempo”, indicó el funcionario.

La actual administración municipal llevó un proceso de notificación a los exfuncionarios, no todos acudieron y quienes lo hicieron no solventaron al 100 por ciento, afirmó Federico Ángeles.

Explicó que las dependencias municipales con más observaciones fueron Tesorería, Obras Públicas, Contraloría Interna y el Instituto de la Juventud.

La administración municipal que encabeza América Juárez García instruyó de manera pertinente a los involucrados en el proceso, para que con base en los artículos 105 y 106 de la Ley Orgánica Municipal para Hidalgo, se actúe de manera legal, continuó el funcionario.

Con esas acciones evitarán que por parte del estado y de la federación tomen acciones que perjudiquen el bienestar, beneficio y avance del municipio.

El contralor municipal afirmó que lo ocurrido impacta en un retraso al quehacer público, ya que después de nueve meses de asumir el cargo, hay ocasiones que dedican tiempo para acudir a la Auditoría Superior del Estado (ASE) a verificar el proceso de entrega-recepción.

“Seguimos arrastrando pendientes de la anterior administración municipal, llevamos nueve meses dedicando tiempo, recursos humanos y económicos de la actual alcaldía para concluir ese tedioso proceso”, explicó.

Comentarios