Lima.- El expresidente de Perú Pedro Pablo Kucyznski, de 80 años, es el segundo exgobernante peruano, después de Ollanta Humala, en ser recluido en prisión a raíz de sus presuntos vínculos con la red de corrupción creada por la empresa brasileña Odebrecht en el país.

Kuczynski fue trasladado ayer desde su casa, en el distrito de San Isidro, hasta la sede del Instituto de Medicina Legal, en Lima, por miembros de la Policía nacional de Perú, en cumplimiento a una orden judicial pedida por el fiscal José Domingo Pérez por los delitos de corrupción de funcionarios y lavado de activos.

Posteriormente, Kucyznski fue conducido a la prefectura de la Policía nacional, donde deberá cumplir 10 días de detención preliminar.

La orden dictada por el juez Jorge Luis Chávez incluye la captura de su exsecretaria Gloria Kisic y de su chofer José Luis Bernaola, además de los allanamientos de sus casas y oficinas en búsqueda de documentación que contribuya a la investigación.

El fiscal Pérez investiga la gran trama de sobornos diseñada por Odebrecht para hacerse de millonarias obras de infraestructura durante los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Las investigaciones contra Kuczynski se refieren a su supuesta participación, como primer ministro y titular de Economía en el gobierno de Toledo, en los contratos de concesión para la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica y en el proyecto de irrigación Olmos, por los que se presume hubo sobornos.

Las sospechas de la fiscalía contra el exmandatario se dirigen a las transferencias de dinero de empresas de Odebrecht a firmas de asesoría financiera de Kuczynski, durante y después de su paso por el gobierno de Toledo.

Su defensa anunció que apelará la medida, porque el exmandatario siempre ha colaborado con las investigaciones de la fiscalía y aceptó el impedimento de salida del país.

  • Las investigaciones se refieren a su supuesta participación, como primer ministro y titular de Economía en el gobierno de Toledo, en los contratos de concesión para la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica y en el proyecto de irrigación Olmos

Comentarios