Deuda es “segunda línea de defensa” ante Covid-19: SHCP

326
línea de defensa deuda

Así lo expuso Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda

Ciudad de México.- El gobierno mexicano ha rehusado acudir por una ampliación de deuda ante el Congreso para restar los efectos de la pandemia de Covid-19 sobre la salud y la economía, sin embargo, en caso de un rebrote el endeudamiento es la segunda línea de defensa, expuso Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

“La trayectoria de la pandemia va a seguir moldeando la forma en que la economía va a ir reaccionado”; en ese sentido, “quisimos guardar la carta del endeudamiento como una segunda línea de defensa en caso de que haya un rebrote y entonces tuviéramos que tomar acciones más agresivas respecto a la economía”, dijo en el marco del encuentro digital que convocó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Detalló que pese a no haberse incrementado el techo de endeudamiento, los efectos de la pandemia del Covid-19, sobre todo en los mercados internacionales implican el crecimiento de la deuda por la depreciación del peso. Hasta ahora, en los criterios generales de política económica del 2021, se espera que en 2020 llegue a 54.7 por ciento como proporción del producto interno bruto (PIB).

Yorio advirtió que dado un contexto cargado de incertidumbre, “la perspectiva económica para 2021 es retadora” por el menor margen fiscal. El paquete económico del próximo año pondera la inversión en el sector salud se mantenga, promover la recuperación económica vía un mayor gasto en inversión y tratar de mantener las finanzas sanas, resumió.

Consideró que si bien la incertidumbre se mantiene, la economía ya tocó fondo y diversas variables económicas así lo prueban. Además resolvió que la recuperación económica puede ser rápida porque la crisis se diseñó como medida sanitaria, pero los factores de producción (empresas, capital y fuerza de trabajo) están ahí.

“Diferente a otras crisis o diferente a otros eventos donde recibimos choques externos que impactaron la economía, en esta ocasión no tenemos una burbuja, desequilibrios fiscales ni un tipo de cambio rígido. La crisis del coronavirus no está generada por desequilibrios macroeconómicos o fiscales, está generada por diseño. Los factores de producción de la economía están ahí, el empleo está ahí”, aseguró.

Como ejemplo puso a las empresas aeronáuticas donde el desplome en el tráfico aéreo las ha llevado a reestructuras, capitalizaciones, despidos, reducción de flota en más de un 90 por ciento, procesos bajo el capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, entre otras medidas. Aun así, el subsecretario confió en que “salgan más fortalecidas”.

Comentarios