Inicio Especiales Crónica Día de tensión finalizó en robo de urnas

Día de tensión finalizó en robo de urnas

869


Pachuca.-

Un distractor hacia los policías municipales fue el detonante para que un grupo de agitadores tomara las urnas ubicadas en la casilla especial instalada en el teatro Bartolomé de Medina, en plaza Juárez de Pachuca, y las sacara, burlando a los funcionarios de casilla y los elementos de Seguridad, que se vieron rebasados.
Desde las 9 horas de ayer corrió el rumor de que las 750 boletas destinadas a esa casilla especial ya se habían terminado, provocando la molestia de miles de ciudadanos que permanecían formados en la explana donde se ubica el palacio de gobierno.

Sin embargo, ningún representante del Instituto Nacional Electoral (INE) confirmó la versión, por lo que las personas continuaron formadas para esperar su turno de votar; algunos ciudadanos se organizaron para anotar su nombre y su ciudad de procedencia en papel bond, mientras que en cartulinas pedían a las autoridades más boletas, desconociendo que por ley no podían llevar más papeletas electorales.
Habitantes de Veracruz, Guadalajara, Chiapas y otras entidades del país, así como de municipios fuera de la Zona Metropolitana de Pachuca, exigían la presencia de algún representante del INE, luego que ya no podían emitir su voto.
En el transcurso del día muchos se iban molestos por no haber podido votar, pero varios permanecieron horas formados para emitir su sufragio; fue hasta las 16 horas cuando el presidente de casilla se asomó a la puerta del teatro y dijo que ya no tenían boletas.

Ingresan al teatro y comienza el caos

Pese a ello, personas que no estaban formadas y solo gritaban que querían votar, sumado a la falta de elementos de Seguridad, se colaron al teatro para exigir que los dejaran emitir su sufragio, los que estaban formados igual entraron, pero al ver que ya no había boletas se retiraban.
Ya adentro del inmueble un grupo de personas, dispersas entre el tumulto de ciudadanos, gritaba que se robarían las urnas, otros que las quemarían, y unos más que querían votar. Pasaron varias horas sin que ningún elemento de Seguridad interviniera ante el alboroto y gritos.
Fue hasta las 17 horas que arribaron cuatro elementos de Seguridad Pública municipal, dos se pusieron frente a la mesa de votación y dos más a lado de las urnas, que eran resguardadas por mujeres funcionarias de casilla. Poco a poco llegaron más agentes, pero no sumaban más de 20.
Un grupo de agitadores, distinguidos por hacerse señas entre ellos al voltear a los vidrios en los que se reflejaban, mirar continuamente las urnas y gritar para incitar a la violencia, logró un distractor cuando una mujer sacó de debajo de la mesa unas papeletas, señalando a los funcionarios de casilla por mentir.


Cuando los policías pusieron su atención en esa mujer y los gritos de las personas, dejaron descubiertas las urnas, fue entonces que tres jóvenes que permanecían en medio hicieron señas de salida y dos de ellos se acercaron a las urnas para robarlas; sus acompañantes, confundidos entre la ciudadanía, se pasaron las urnas y las tiraron afuera de la explanada. Elementos de Seguridad salieron tras de ellos.
Una mujer policía resguardó adentro la urna de presidente y no la soltó a pesar que quisieron quitársela; minutos después regresaron con las urnas y las boletas recogidas por los ciudadanos que permanecían afuera; cajas abiertas y violadas, que resguardaron en una valla hasta que llegaran las autoridades competentes en atención de delitos electorales.

Comentarios