Como cuento de hadas. Érase una vez un baladista puertorriqueño que, de la mano de un reguetonero y una compositora panameña, creó el tema perfecto para antros, borracheras, bailes, bodas, 15 años, divorcios, torturas en Guantánamo y hasta asambleas constituyentes. Si no fueran suficientes polvos mágicos con ello, hoy esa canción se posiciona como la más reproducida en la red a nivel mundial…
Sí, estoy hablando de Luis Fonsi… Sí, estoy hablando de “Despacito”, el tema con mayor número de reproducciones en Youtube, así como Spotify y Apple Music. En apariencia, debería ser motivo de orgullo semejante éxito… sin embargo, la realidad pinta hacia otro extremo: “Despacito” se ha convertido en una de las canciones más odiadas del orbe. ¿Pero por qué?
Pues bien, considero que el odio exacerbado al tema de Luis Fonsi se debe, principalmente, a cuatro factores. 1. Un doble estándar en torno al reguetón. Y es que cuando hablamos de este género, la mayoría nos desentendemos de él y lo discriminamos. Sí, la gran mayoría de sus letras son machistas. Sí, el ritmo y la melodía son extremadamente repetitivos. Sí, es algo que jamás escucharíamos en nuestras vidas. Ja, ja y doble ja. Al final todos hemos bailado, cantado o bromeado con el reguetón. Nos choca lo que nos checa, pues.
2. Una sobreexposición más que sobreexpuesta. Permítanme el pleonasmo, pero es la verdá’. “Despacito” está en la radio, la tele, Internet, cine… vaya, hasta Nicolás Maduro la ocupó para su propuesta de Asamblea Constituyente (lo cual sí es motivo para encabronarse). Aquí la responsable es Universal Music, disquera de Luis Fonsi, que ha hecho de la “payola” un deporte olímpico. No es el primer caso de este tipo ni tampoco el último. Lo que sí causa exasperación es la manera tan agresiva en que han provocado el éxito de una canción que, por sí sola, estaría en listas de popularidad.
3. El Biebs. Si en el mundo musical existe una manera de echarle sal a la herida esa se llama Justin, se apellida Bieber y proviene de Canadá. Ojo aquí: el mozalbete con cabello de mopa fue el arma secreta para que “Despacito” conquistara el mundo. Eso y sus miles de millones de seguidores. Eso y sus miles de millones de detractores. ¿Me siguen? Si el ascenso de Fonsi era como el de la espuma, se convirtió en un géiser al formar una alianza con Justino.
4. El gusto. Todavía consideramos que el que nos guste X o Y cosa nos define como personas. Si te gusta Radiohead de seguro eres intelectual, si te gusta Luis Fonsi entonces eres un naco… cosas como estas son las que circulan en redes sociales y lo único que consiguen es exhibir, aún más, el círculo de intolerancia en el que nos desarrollamos y que se extrapola a otras partes de nuestra vida.
Así las cosas, “Despacito” es el tema más escuchado en el mundo. Si a ti te gusta la canción de Luis Fonsi, Daddy Yankee, Erika Ender y Justin Bieber, baila como nunca, que de eso se trata. Si estás hasta la madre del tema entonces toma tus audífonos y reproduce lo que te gusta, en una de esas lo que escuchas se convierte en lo más visto de Youtube…

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anterior“Es ilógico que Pumas llene el Azteca”
Artículo siguienteUn poco de retraso

Licenciado en ciencias de la comunicación y maestrante en ciencias sociales. Reportero ocasional y columnista vocacional. Ayatola del rock n’ rolla. Amante de la cultura pop, en especial lo que refiere a la música, el cine y los cómics. Si no lo ve o lo lee, entonces lo escucha. Runner amateur, catador profesional de alitas.