Después de que el gobierno mexicano dio a conocer el aumento al precio del combustible desde el inicio de este año, surgieron movimientos en contra del incremento tratando de obstaculizar que éste se llevara a cabo, sin embargo como era de esperarse y por desgracia, el movimiento no permeó ni en el ideario político para cambiar el precio ni tampoco en el social, ya que la mayor evidencia de ello radica en el hecho de que el precio del combustible no se frenó y la población dejó de involucrarse lamentablemente en este suceso y una vez más el gobierno rampante y mezquino logró imponer su criterio.
Aquí en el estado de Hidalgo el movimiento más radical respecto a este tema surgió básicamente en el Valle del Mezquital, en donde la lucha dejó muertes y desolación. En Ixmiquilpan, municipio de esa región, el movimiento contra el llamado gasolinazo llegó a tal grado que varios vehículos, incluyendo patrullas, fueron quemados y utilizados para impedir el paso para entrar a la demarcación.
En días pasados, el secretario de Gobierno del estado Simón Vargas Aguilar responsabilizó al presidente municipal por la falta de seguridad en la demarcación; explicó que en la noche del miércoles 5 de abril, Pascual Charrez, quien funge como alcalde, aseguró que existían las condiciones propicias para que el gobernador de la entidad pudiera asistir a promocionar el inicio de la temporada vacacional, promocionar la zona e incentivar el turismo en la región.
Pero cuál sería la sorpresa del secretario de Gobierno y del propio señor gobernador, que en la madrugada del día jueves 6 de abril Pascual Charrez se comunicó con Vargas y, como dice aquella frase popular “dice mi mamá que siempre no”, se disculpó y explicó que no existían las condiciones propicias ya que había bloqueos carreteros y personas en el centro que impedían el paso. La respuesta no dejó esperar más, el secretario Simón Vargas arremetió contra Charrez y aclaró que en estos días sin menoscabo regresará la Policía estatal a la demarcación para poner paz y orden, no sin antes aclarar sutilmente que Charrez es el responsable de la inseguridad en Ixmiquilpan y, aunque lo omitió, seguramente pensó que es un incompetente para lograr imponerse ante los facinerosos que están contra las medidas de un gobierno cuyo lema es “Hidalgo crece contigo”.
¿Será esto cierto? ¿En verdad es Charrez el culpable de estos bloqueos o es que el gobierno no entiende o simplemente con su mirada obtusa no puede entender que la realidad radica en la falta de garantías que se han hecho presentes no solo en la actualidad, sino en gran parte de la historia del país desde tiempo atrás? No importa realmente que la visita del señor gobernador Omar Fayad sí, claro, el señor de los reality shows asista a realizar uno más publicitando el turismo en la entidad sin analizar que los requerimientos contra el gasolinazo son más importantes y deben ser resueltos cuanto antes o de lo contrario lo que sucede en el Valle del Mezquital solo será el inicio de lo que se puede convertir en un efecto dominó, en donde más regiones estén contra esta imposición.
Claro que esta no es una orden gubernamental, sino presidencial, amparada con lo volátil de los precios del petróleo, claro, cabe señalar que hipotéticamente ya que es un tanto difícil tener credibilidad a un gobierno caduco, represor y mezquino.
Las vacaciones de la llamada Semana Santa han llegado y con ellas la oportunidad para obtener divisas que puedan lograr un realce a la economía, una derrama deseada por el gobierno que se ampara diciendo que lo boyante del turismo traerá consigo mejoras para todos, mejor infraestructura, mejores condiciones para vivir, más oportunidades, más logros y los pobres, los marginados, los que somos ciudadanos que día a día luchamos contra estos engendros del averno y sus brillantes medidas, nos preguntamos: ¿Hasta cuándo? Puesto que, ¿tú les crees? Yo tampoco.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorPagará PRD 4 mdp por multas durante 25 meses
Artículo siguienteAsesorará Finanzas a municipios sobre cuenta pública
Edad: Sin - cuenta. Estatura: Uno sesenta y pico. Sexo: A veces, intenso pero seguro. Profesión: Historiador, divulgador, escritor e investigador que se encontró con la historia o la historia se encontró con él. Egresado de la facultad de filosofía y letras de la UNAM, estudió historia eslava en la Universidad de San Petersburgo, Rusia. Autor del cuento "Juárez sin bronce" ganador a nivel nacional en el bicentenario del natalicio del prócer. A pesar de no ser políglota como Carlos V sabe ruso, francés, inglés y español.