“Difícil hacer cine social en México”

193
cine social

JUAN CARLOS CASTELLANOS / NOTIMEX
México.- Hacer cine de contenido social no es tarea fácil porque nunca hay recursos suficientes, “por eso casi todo mi trabajo es independiente”, aseguró la cineasta Mariana Rivera.

“Apenas pude realizar Mujer. Se va la vida, compañera con presupuesto ligeramente holgado; la recompensa es el espacio de convivencia y el diálogo que es generado con el espectador en cada exhibición”, expresó la también antropóloga en entrevista con Notimex.

Porque el cine tiene el gran poder de llevar más lejos cada historia que aborda y porque conlleva una narrativa creativa capaz de conmover a todo tipo de espectador, la cineasta y doctora en antropología intenta incidir y aportar una semilla para la difusión de la realidad que les toca vivir a los mexicanos de hoy, una realidad cruda que pesa y duele. Un México poco difundido en cine.

La especialista explicó que el origen de sus dos pasiones, el cine y la antropología, así como la seguridad de tener un posicionamiento político y la inquietud personal por difundir los problemas que afectan la vida del México actual, la han llevado a realizar largometrajes y documentales de corte eminentemente social.

Su faceta antropológica la lleva a contar historias que son necesarias de difundir para que sean conocidas, para poner a la vista del público a esos personajes, admirables por su valor y por la fuerza que tienen en la lucha social, que protagonizan cada historia individual o colectiva. Sus documentales abordan sus temas de estudio, pero también coyunturales.

Mujer. Se va la vida, compañera fue llevada, al igual que sus otras películas, a espacios públicos, sobre todo a los barrios y colonias donde son solicitados. “Hay que acercarse a ese documental con el ánimo de conocer al verdadero México, con todos sus problemas y carencias, y con el deseo de conocer la música del rolero León Chávez Teixeiro”, mencionó.

“Sus canciones hablan de personajes anónimos de la ciudad. Le canta al proletariado, al campesino y a las mujeres. Aunque somos de generaciones distintas nos tocan mucho y nos llegan porque tienen un gran valor histórico. El documental retoma sus canciones y a través de su música, buscamos a los personajes que habitan en sus canciones”, concluyó.

Comentarios