Así lo dio a conocer la organización México Igualitario

Pachuca.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional que no se reconozca a los núcleos de familias homoparentales/lesboparentales en la asignación de los apellidos para los hijos en Aguascalientes; en Hidalgo, la reciente reforma a la ley fue calificada como discriminatoria, ya que solo reconoce a familias heterosexuales, es decir, aquellas conformadas por un padre y una madre.

En sesión de primera sala, la SCJN estableció como inconstitucional el artículo 384 del código civil del estado de Aguascalientes, visto desde la perspectiva de los derechos de los infantes, pues indicaron que excluye de su protección a los que nacen en contextos de uniones familiares homoparentales, dio a conocer México Igualitario, organización defensora de los derechos de la población lésbico, gay, bisexual y trans (LGBT).

En ese contexto, la corte declaró que las familias lesbomaternales y homoparentales tienen el derecho de reconocer a sus hijos a través de la figura del reconocimiento voluntario, sin la necesidad de presentar pruebas o realizar juicios.

Ello luego de que fuera concedido el amparo a una familia lesbomaternal que acusaba que se le había negado el derecho a la identidad, debido a que las dos madres no podían imprimir sus apellidos en el registro de su hijo.

La misma organización puntualizó que en Hidalgo la reciente aprobación para que parejas heterosexuales puedan decidir el orden de los apellidos de sus hijos, reforma que fue aprobada en el Congreso local con 26 votos a favor, si bien da más paridad entre hombres y mujeres, no reconoce el derecho que tendrían dos madres o dos padres de imprimir los apellidos de ambos.

Incluso cuando solo sea la madre o el padre quien se presente ante el registro del estado familiar y solicite que en el acta se incluya a ambos progenitores, la solicitud deberá acompañarse de una carta poder firmada por ambos, en la que exprese el consentimiento del orden de los apellidos, así como presentar identificación oficial.

En Aguascalientes fue abierta la puerta para que más familias homoparentales/lesbomaternales soliciten que la pareja pueda dar los apellidos a su hijo; en Hidalgo, por el momento, la ley para el registro de los infantes considera a un hombre y/o una mujer.

La primera sala enfatizó que acorde con los derechos fundamentales de igualdad y no discriminación al derecho a la identidad de los menores, el hijo biológico de una mujer debe poder ser reconocido voluntariamente en su partida de nacimiento o en acta especial posterior, por otra mujer con quien aquella conforme una unión familiar homoparental.

Aun cuando evidentemente quien reconoce no tenga un vínculo genético con él, pues en esos casos su contexto familiar permite que se pondere como elemento determinante de la filiación jurídica la voluntad parental para ejercer la comaternidad, por ser lo más acorde a su interés superior.

  • La SCJN declaró que esas familias tienen el derecho de reconocer a sus hijos a través de la figura del reconocimiento voluntario

Comentarios