La interrupción legal del embarazo es un tema sensible per se, que requiere de opiniones serias, responsables y autorizadas para obtener un resultado legislativo que ofrezca todas las garantías a las mujeres que estén en esa posibilidad. Mucho se ha dicho, a favor y en contra, las redes sociales con todo y la desinformación que en esas plataformas se vierte han servido como el principal canal para la discusión.

Sin embargo, no son la tribuna correcta. El Congreso de Hidalgo sí podría realizar foros para tratar la despenalización del aborto, sin embargo, buscará que esos no tengan injerencia de la iglesia católica, explicó la diputada morenista Tatiana Ángeles Moreno. De acuerdo con el Inegi, en Hidalgo 87 por ciento de la población profesa la religión católica. Un desafío muy serio si se observan desde esa óptica las declaraciones de la diputada Ángeles. Los legisladores deberán tener muy en cuenta que los días pasan y el lazo que sostiene la fuerza de Morena pende, ciertamente roído, del efecto AMLO de cara a las elecciones municipales del próximo año y a las intermedias de 2021. Si la discusión se emprende desde la trinchera político- electoral, Morena deberá sopesar el riesgo. ¡Vamos! el futuro de esa fuerza política a nivel local depende en gran medida de lo que hagan en torno al tema sus diputados.

Sin embargo, la libertad de credo en este país es un derecho constitucional y por esa sola razón cerrar la discusión a los católicos significaría una violación a las garantías individuales.

Todas las personas, independientemente de sus creencias, tienen derecho a ser escuchadas.

Uno de los principios que deberán adoptar los foros que se preparan en el Congreso del estado radica en la inclusión. Sin fanatismos ni filias ni fobias. Todo en el marco de la ley y la razón. Así es como debe caminar el debate. Entretanto, la propuesta presentada en el Congreso en marzo pasado que amplía la posibilidad de abortar hasta las 12 semanas de gestación ya se pasea en comisiones para su largo, muy largo, análisis y discusión.

De filón. Ojo autoridades: el alcalde de Yahualica Eustorgio Hernández habría incurrido en serias violaciones a los derechos laborales y humanos de una empleada del ayuntamiento, despedida por la absurda razón de estar embarazada.

Comentarios