Bronco

PAULA RUIZ / AGENCIA REFORMA
Monterrey.-

A un día de terminar las Fiestas Nuevo León en el parque Acero, el sábado la variedad en el teatro del pueblo estuvo de lujo, engalanada por Bronco.
El quinteto de Apodaca deleitó con un rico repertorio que puso a bailar a los más de 3 mil asistentes que también cantaron de principio a fin.

Lupe Esparza, sus hijos René y José, además de Ramiro Delgado y Javier Cantú, llegaron a todo galope hasta el escenario a las 22:45 horas.

A solo un par de meses de haberse presentado en el auditorio Pabellón M, Bronco ofreció la misma producción visual que les hizo Gil Cerezo, vocalista de Kinky, que incluye nueve pantallas en el escenario, así como vistosos y divertidos videos que vistieron los temas.

Las fans “broncas” estuvieron al pie del cañón apoyando al quinteto porque no hubo tema que no se supieran, todos los festejaron.

Desde “Adoro” que Bronco grabó hace dos décadas con Armando Manzanero, “Libros tontos”, “Cómo te lo digo”, “Que te han visto llorar”, “Estoy a punto” y “Un fin de semana”, se escucharon en todo el parque.

“¡Un grito!, que quiero que lo escuche nuestro querido Chocheman hasta el cielo”, dijo Lupe antes de cantar “Mi amigo Bronco”.

Los temas viejitos como “La regañada”, “La cumbia triste” y “Cinco locos” no faltaron en la noche “bronca”.

“Esta noche vienen a bailar con Bronco, a cantar y a echarse un grito”, dijo René animando a todos a desinhibirse.

Los temas infantiles pusieron el toque divertido, como “El Sherif de chocolate” y “Los castigados”.

Chicos y grandes cantaron “Quiéreme como te quiero”, “La cumbia triste”, “Cinco locos” y “Aunque no me quieras”.

“Por ahí estamos viendo que los están sentando”, dijo José, “no pueden esperar a que vengan a ver a Bronco y estén sentados, así que ustedes báilenle”.

El mensaje en realidad fue para los elementos de seguridad que hasta esa parte del concierto se la pasó sentando a los “fans broncos”.

Inolvidables canciones como “Nunca voy a olvidarte”, “Que no quede huella”, “Si te vuelves a enamorar” y “Grande de caderas”, hablan la carrera del grupo que durante años se llamó

El Gigante de América, porque había perdido los derechos del nombre Bronco.
La polvareda se desató en el lugar cuando sonaron los temas “Con zapatos de tacón” y “Sergio el bailador”.

Aunque intentaron despedirse en dos ocasiones, Bronco no pudo hacerlo porque le faltaba otro de sus éxitos con el que cerró con broche de “Oro” a las 0:30 horas.

  • Aunque intentaron despedirse
    en dos ocasiones, el grupo no pudo hacerlo porque le faltaba otro de sus éxitos con el que cerró con broche de “Oro” a las 0:30 horas

Comentarios