Disminuye casi 40% uso de fórmulas lácteas para recién nacidos

613
PAG13-Disminuye casi 40% uso de fórmulas lácteas para recién nacidos-ESPECIAL

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) redujo el uso de fórmulas lácteas de inicio para recién nacidos en 37.5 por ciento, al pasar de 3.71 millones de unidades adquiridas en 2012 a 2.32 millones en 2016, debido a las acciones de promoción realizadas por la dependencia y que favorecen la lactancia materna y sus beneficios.
Esas fórmulas de seguimiento (indicadas a partir de los seis meses) registraron un decremento de 14.5 por ciento, al pasar de 4.96 millones de unidades a 4.24 millones en el mismo periodo.
El director general del IMSS Mikel Arriola Peñalosa destacó que el instituto frena la desmedida comercialización de fórmulas lácteas en beneficio de la salud infantil.
En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Mikel Arriola y la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) Isabel Crowley firmaron un convenio de colaboración para realizar acciones en materia de promoción de la salud materno-infantil.
Dicho convenio impulsa que ambas instancias dispongan de recursos humanos, técnicos, profesionales y materiales para ejecutar labores de manera conjunta que promuevan la nutrición óptima de niñas y niños, así como planificar y estudiar propuestas para la elaboración de otros convenios y crear el comité de control y seguimiento para el análisis de los compromisos adquiridos.
Isabel Crowley destacó que ese acuerdo busca fortalecer el trabajo conjunto entre Unicef y el IMSS en la elaboración de proyectos específicos para mejorar la calidad de atención del parto, el registro oportuno del nacimiento, la promoción de la lactancia materna exclusiva y prolongada, además de la estimulación y desarrollo infantil temprano durante los primeros años de vida.
El titular del IMSS indicó que entre los beneficios que tienen niñas y niños alimentados exclusivamente mediante lactancia materna, está la maduración progresiva del sistema digestivo que lo prepara para recibir otros alimentos; reduce el riesgo de padecer obesidad y sobrepeso en 13 por ciento y diabetes mellitus tipo dos en 35 por ciento, asimismo promueve la formación de un sistema inmunológico eficiente y sienta las bases de una buena salud en la vida adulta.
En el caso de la madre reduce el riesgo de hemorragia postparto, la actividad hormonal de la lactancia contribuye también a prevenir y reducir el riesgo de padecer osteoporosis, cáncer de mama y de ovario; además le ayuda a recuperar el peso previo al embarazo.
Arriola Peñalosa destacó que el IMSS diseñó una agenda proactiva para mejorar la atención que reciben las mujeres derechohabientes y sus hijos e hijas.
En los hospitales con atención obstétrica la meta es lograr que 85 por ciento de recién nacidos sean alimentados exclusivamente mediante lactancia materna y que eso se promueva hasta los seis meses.

Comentarios