Pachuca.- De acuerdo con los informes de transparencia, Hidalgo cuenta con una operación de 19 comités y 261 personas que dedican su trabajo a los ejes principales de atención al medio ambiente en vida silvestre y forestal.

En materia agreste, una de las estrategias centrales es el impulso de una política de prevención de incendios y de preservación de especies; actualmente hay 16 comités, con 226 personas.

A través de la integración de esos comités de vigilancia ambiental participativa (CVAP) se busca la incorporación efectiva de los propietarios de bosques (en su mayor parte de núcleos agrarios) en la vigilancia y cuidado de ese recurso, a manera de acciones preventivas de ilícitos ambientales.

Los CVAP están conformados por personas integradas en grupos organizados, acreditados y capacitados por la misma Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), comprometidos en el cuidado y defensa de los recursos naturales de su comunidad, quienes manifiestan libremente su voluntad de participar en las actividades de vigilancia, prevención y presentación de denuncias.

Además del ámbito forestal, también han sido creados órganos para la protección de la vida silvestre; en ese sentido, existen 35 personas en tres comités diferentes para atender ese eje de cuidado, observación y atención de especies.

En total, en todo el país hay más de 6 mil personas adheridas a ese programa; cabe señalar que la entidad no cuenta con comités de espacios ambiental.

Comentarios