Documenta CPJ violencia contra la prensa

415
violencia

SILVIA GARDUÑO /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

La prensa mexicana está atrapada en un ciclo letal de violencia e impunidad y los periodistas de Veracruz, en particular, corren el riesgo de ser secuestrados y asesinados, alertó un reporte del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).
Hoy, Día Internacional de la Libertad de Prensa, el CPJ presentará su informe Sin excusa: México debe quebrar el ciclo de impunidad en asesinatos de periodistas precisamente en Veracruz, estado al que se refiere como la región más letal para el ejercicio del periodismo en el hemisferio occidental.
“Entre 2010 y 2016, durante el mandato del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, por lo menos seis periodistas de Veracruz fueron asesinados en represalia directa por su labor informativa, mientras que otros tres desaparecieron. El CPJ investiga otros 11 casos para determinar si los periodistas fueron asesinados por su trabajo”, subrayó el informe.
Esa organización reconoce que si bien México cuenta un fiscal especial para la investigación de delitos contra la libertad de expresión y con un mecanismo de protección de periodistas, la falta de voluntad política para acabar con la impunidad lo convierte en uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo.
Según el CPJ, entre el 29 de febrero de 2016 y el 31 de enero de 2017, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) abrió 123 expedientes, de los cuales 10 corresponden a asesinatos, aunque desde su creación ha logrado únicamente tres condenas.
En tanto, el mecanismo de protección ha admitido 388 casos desde 2012, de los cuales 220 son periodistas, y hasta febrero de 2017 proveía protección a 499 personas, incluyendo 174 periodistas.
Entre 2006 y 2016, CPJ documentó que 21 periodistas fueron asesinados por ejercer la libre expresión, ubicando a México en sexto lugar en el Índice Global de Impunidad.
“El sistema parece estar corrompido de fondo, es eso o simplemente arrastra una incapacidad sistemática en la procuración de justicia”, criticó el reporte.
El CPJ detalla que en México los periodistas están atrapados en el binomio de la corrupción y la impunidad, provocado por uno aún más fatal: la unión de gobierno y crimen organizado contra la prensa libre, la verdad revelada en una investigación, el reportaje y la crítica.
El reporte explora a profundidad los casos de tres periodistas asesinados entre 2014 y 2016, Moisés Sánchez, Marcos Hernández y Gregorio Jiménez.
Moisés Sánchez, editor de La Unión, en Veracruz, publicaba historias sobre las fallas de los servicios públicos en el municipio de Medellín y después comenzó a escribir sobre el crimen.
El CPJ cuestiona que el presunto autor intelectual del crimen, el exalcalde Omar Cruz Reyes, se haya dado a la fuga.
Por el caso de Marcos Hernández, reportero de medio tiempo del diario Noticias en Oaxaca, fue sentenciado un expolicía a 30 años de prisión, sin embargo, las autoridades no han podido identificar al autor intelectual.
Sobre el caso de Gregorio Jiménez, en Coatzacoalcos, refiere que aunque hubo arrestos, entre ellos el del presunto autor material, la investigación fue deficiente y no han logrado condenar a ningún acusado.

Dato

En México, los periodistas están atrapados en el binomio de la corrupción y la impunidad, provocado por uno aún más fatal: la unión de gobierno y crimen organizado contra la prensa libre

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios