Doña Tere, trabaja 12 horas durante la pandemia

394
pendiente

KEVIN RAYMUNDO SOLÍS MEDINA

Monta su negocio de antojitos en la colonia Villas de Pachuca. Y a pesar de que las ventas son muy bajas insiste que es primero su necesidad

Pachuca.- Hidalgo como el resto del país se encuentra desde hace varias semanas estancado en el semáforo de riesgo epidemiológico rojo por el alto índice de contagios y muertes por coronavirus (Covid-19).

Entre otras cosas, porque el grueso de la población sigue sin acatar las medidas sanitarias y restricciones dictadas por la autoridad para controlar la enfermedad, que ha dejado hasta ahora mil 544 defunciones y 9 mil 682 contagios en la entidad.

Algunas personas salen a la calle por distracción, paseo o simplemente para eludir la rutina y quitarse el aburrimiento. Pero, existen otros casos en los que las personas rompen el confinamiento por necesidad.

Es el caso de doña Tere, quien trabaja desde las 9 hasta las 21 horas. Monta su negocio de antojitos en la avenida Cisnes de la colonia Villas de Pachuca. Y a pesar de que las ventas son muy bajas y que muchas veces tira la comida, pues se echa a perder, insiste que es primero su necesidad.

El olor a quesadillas, pambazos y café llaman a degustar las creaciones de doña Tere, quien lleva al día, los gastos que le demandan su esposo, enfermo de diabetes, y su hija que estudia la universidad.

“¿Cómo mantengo la salud si no hay dinero disponible ni para comer?”, lamentó la artífice culinaria, que a pesar de la adversidad disfruta su oficio.

Salchipapas, chicharrones preparados, papas a la francesa o plátanos fritos, son otras de sus especialidades. Un local sin aplanados pero limpio, una imagen de San Antonio de Padua al fondo, comales y varios recipientes con comida, sugieren suculentos momentos en el negocio de doña Tere.

Ella lleva al día, los gastos que le demandan su esposo, enfermo de diabetes, y su hija que estudia la universidad

Comentarios