¿Dónde está Sebastián?

639

Perder a un hijo es sin duda una de las experiencias más duras de la vida, peor aún, no conocer su paradero se vuelve un viacrucis indeseable para cualquier paterfamilia. Sebastián Yáñez Gómez, de 20 años, desapareció desde el 6 de noviembre en Pachuca, cuando se dirigía a estudiar al Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Ayer, familia y amigos del joven universitario compartieron un video en redes sociales para pedir a las autoridades que den celeridad a las investigaciones, y también cerraron por unos minutos la carretera Pachuca-México; nadie los atendió. De enero a julio de 2019, en Hidalgo 158 personas fueron reportadas como desaparecidas, de ellas casi 30 por ciento continuaban sin ser ubicadas. ¿Será que el Hidalgo Seguro dejó de serlo? En la semana que termina, el gobernador Omar Fayad reconoció que la entidad debe estar preparada ante la ola de violencia suscitada en otros estados, por lo que “pondrá las barbas a remojar”. ¡Vaya honestidad! El caso de Sebastián es solo uno de los miles que ocurren en el país. De acuerdo con el registro nacional de datos de personas extraviadas o desaparecidas, en el arranque de 2019 la Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer que había más de 40 mil casos. Pero la propia autoridad reconoció fallas de dicho registro, que hasta hace poco era la herramienta oficial de medición. Algunas de las deficiencias del sistema eran carecer de exhaustividad, excluir casos, no aportar información sobre quiénes desaparecen y en qué circunstancias, además de brindar muy pocos datos sobre la desaparición de migrantes. Para resarcir esa situación, la ley general de desaparición, que entró en vigor en enero de 2018, ordenó la creación de una nueva herramienta, que es el registro nacional de personas desaparecidas y no localizadas, pero el vacío de información perdura. Apenas la semana pasada la Segob presentó la nueva plataforma. A través de un sitio web se podrá iniciar un reporte de búsqueda e incluso mencionar a quien se considere como posible responsable de la desaparición. Desde este espacio editorial hacemos votos por la pronta aparición con vida del joven Sebastián Yáñez. Cualquier información que ayude a dar con su paradero, favor de proporcionarla al 771 127 8592 con la fundación Sonrisas Perdidas o la 911 de emergencias. De filón. Por otra parte, el sector de la construcción respira. Al menos el 70 por ciento del presupuesto asignado este año para Hidalgo ya fue radicado a la entidad por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo que hace que las licitaciones caminen.

Comentarios