Dos continentes, un mismo oficio; sitios mineros de Valonia en Bélgica

239
conferencia

Esos lugares se convirtieron en un museo para transmitir el testimonio del oficio minero a nuevas generaciones

Pachuca.- Las grandes empresas, que alguna vez fueron un referente en la industria, pueden tener una segunda oportunidad, afirmó el archivista Jean-Louis Delaet en su conferencia “Los sitios mineros más importantes de la Valonia” en el Archivo Histórico y Museo de Minería AC, al presentar el trabajo de rescate hecho en cuatro grandes mineras cerradas en Bélgica, convirtiéndolas en museos que reflejan el testimonio del oficio minero a nuevas generaciones.

Le Grand-Hornu, Bois Du-Luc, Le Bois Du Cazier y Blegny-Mine son los cuatro grandes referentes de la minería belga, de principios del siglo XIX hasta finales del siglo XX, no solo por producir cerca de 30 millones de toneladas de carbón al año, sino porque influyeron con sus técnicas al resto de la industria en el mundo.

Jean-Louis, quien además es director del museo Le Bois Du Cazier, comentó que las cuatro minas fueron nombradas por la UNESCO como patrimonio de la humanidad, pues además de conservarse en buenas condiciones, los cerca de 170 kilómetros (km) que ocupan son una “maravilla arquitectónica”, tal es el caso de la villa obrera Bois Du-Luc, que ofrecía casas a los trabajadores, contaba con comercios, iglesias, escuelas y hospitales, dando cuenta de lo complejas que eran esas estructuras.

Ahora esos lugares se convirtieron en museos interactivos que transmiten el testimonio del oficio minero a las nuevas generaciones, cuyo lema es “El pasado y el presente para el futuro”.

Esos sitios son de fácil acceso para los visitantes y ofrecen diversas actividades, como adentrarse a 60 metros de profundidad en una de las minas y diferentes exposiciones con piezas originales.

Aunque dijo no conocer a cabalidad la actividad minera en Mineral del Monte, explicó que finalmente son oficios similares, con técnicas heredadas de un mismo ente, como los ingleses.

Añadió que pese a que esa conferencia fue única, dejó material impreso que relata su trabajo de rescate en los sitios, que desde la década de 1960 su comunidad se ha empeñado en preservar, al realizar planes de acción para posicionar las minas como atractivos turísticos.

 

Comentarios