Dos películas de Matías Piñeiro en FilminLatino

65
películas

Ciudad de México.- Dentro de la vanguardia del cine independiente argentino ha destacado Matías Piñeiro. Su más reciente largometraje Hermia y Helena (2016) ha llamado la atención en varias salas de cine en México desde su estreno hace unas semanas, lo cual resulta una buena ocasión para conocer dos títulos más de su filmografía en FilminLatino.

A sus 35 años, Matías Piñeiro ha logrado una proyección importante en certámenes de la talla de Toronto, Berlín, Locarno y Cannes. Su universo contado en imágenes roza la poesía y se nutre de la literatura; de manera más específica, de algunos pasajes de la obra de William Shakespeare, pues sus últimos cuatro trabajos están inspirados en las historias del dramaturgo inglés.

En Todos mienten (Argentina, 2009) un grupo de jóvenes suele reunirse en las afueras de Buenos Aires con la intención de organizar un golpe que terminará con la relación que han entablado. Matías Piñeiro oculta siempre alguna parte para luego revelarla y cambiar el sentido narrativo que hasta entonces creemos seguir.

Todos mienten resulta una aportación llena de vitalidad, que renueva el lenguaje del cine coronado por el oportuno uso del plano secuencia como sistema.

Por otra parte, entre las primeras películas de Piñeiro figura El hombre robado (2007), una fantasía sentimental alrededor de Mercedes Montt, joven argentina que trabaja en un museo de arte. A propósito de este título disponible en FilminLatino, sobresale el interés del director por reconfigurar a sus personajes femeninos.

En El hombre robado vemos a Mercedes inmersa en un universo de lectura de un texto que conduce toda la película y que la protagonista aplica sin prejuicios a la vida sentimental y laboral de quienes la rodean.

A sus 35 años,
ha logrado una proyección importante en certámenes de la talla de Toronto, Berlín, Locarno y Cannes

Su universo
contado en imágenes roza la poesía y se nutre de la literatura

Oculta siempre
alguna parte para luego revelarla y cambiar el sentido narrativo que hasta entonces creemos seguir

No votes yet.
Please wait...

Comentarios