Durante pandemia, crece fortuna de supermillonarios de Latinoamérica

414

También se ha evidenciado la desigualdad, según un informe de la confederación internacional Oxfam

Ciudad de México.- La pandemia del coronavirus (Covid-19) ha evidenciado la desigualdad en América Latina: mientras 52 millones de habitantes están en riesgo de caer en la pobreza, los más ricos de la región aumentaron su fortuna en 48 mil 200 millones de dólares.

De acuerdo con un informe de la confederación internacional Oxfam titulado “¿Quién paga la cuenta?”, las previsiones de retroceso financiero y social en Latinoamérica y el Caribe son alarmantes.

El informe El Covid-19 golpea con fuerza la región, que tendrá que afrontar una contracción del 9.4 por ciento, una de las más severas en todo el planeta. La desigualdad, la informalidad y la insuficiente dotación sanitaria lastran las posibilidades de hacer frente a la pandemia.

Pero son los más vulnerables quienes asumen el costo, hasta 52 millones de personas que podrían caer en la pobreza y 40 millones podrían perder sus empleos, un retroceso de 15 años para la región.

Pero el Covid-19 no afecta a todos por igual, una élite se mantiene inmune al contagio de la crisis. Desde el principio de los confinamientos, hay ocho nuevos milmillonarios en América Latina y el Caribe, personas con un patrimonio superior a los mil millones de dólares.

Los más ricos han aumentado su fortuna en 48 mil 200 millones de dólares desde marzo, lo que equivale a un tercio del total de los paquetes de estímulo de todos los países de la región.

El documento fue escrito por Susana Ruiz con las contribuciones de Carlos Botella, Hernán Cortés Sáenz, Jaime Atienza, Iñigo Macías y Pablo Andrés Rivero en su elaboración y el aporte de Christian Ferreyra.

Para hacer frente a la profunda crisis, Oxfam propuso una serie de reformas que recaigan sobre quienes más tienen y menos han sufrido la pandemia.

Entre otros, sugirió un impuesto sobre el patrimonio neto de las personas más acaudaladas con el que podría recaudarse al menos 14 mil 260 millones de dólares, 50 veces más de lo que ahora estaría captándose sobre esa élite.

Propuesta Recuperar una iniciativa que ya estuvo en marcha en tiempos de guerra en Estados Unidos, Reino Unido o incluso en España. Se trata de aplicar un “gravamen a los resultados extraordinarios por efecto de la pandemia”, que grave al 95 por ciento solamente el tramo de utilidades o resultados enteramente consecuencia de esta crisis. Son ingresos tributarios adicionales que podrían destinarse a mitigar el desplome de los capitales públicos y a apoyar la generación de empleo y actividad de las empresas más vulnerables o de los sectores informales.

A modo de ilustración para reflejar el potencial de esa iniciativa que no castiga la productividad ni afecta al crecimiento, Oxfam calculó que podrían generarse 80 mil millones de dólares en ingresos fiscales adicionales tan solo sobre los resultados extraordinarios de 25 grandes corporaciones.

Los beneficios de firmas como Microsoft, Visa o la farmacéutica Pfizer han crecido entre un 30 y un 50 por ciento desde principios de año.

Todo un récord, compartido con un puñado de grandes compañías que ven cómo sus resultados se han disparado simplemente como efecto de la pandemia, resultados tan extraordinarios como inesperados, puramente atribuibles al efecto de los confinamientos.

Con información de Aristegui Noticias

Comentarios