París.- El Manchester United recordó su grandeza para rescatar un boleto a cuartos de la Champions League que parecía perdido, tras vencer 3-1 al París Saint Germain (PSG), en el Parque de los Príncipes.

Un penal ejecutado por Marcus Rashford, al minuto 94, fue suficiente para que el United dejara en el camino al PSG, que había ganado la ida en Inglaterra por 2-0, pero que quedó fuera tras el 3-3 global, por los tres goles de visitante del club inglés.

Cuando el PSG parecía tener un pie en la siguiente ronda, el árbitro Damir Skomina señaló un penal tras una prolongada consulta del video y que confirmó que el zaguero Presnel Kimpembe desvió con el codo el remate de Diogo Dalot.

Fue otro naufragio europeo para el acaudalado PSG, que sencillamente no encuentra la manera de sobrevivir en las eliminatorias a dobles partidos. Se hundió en 2017 ante el Barcelona, víctima de otra remontada, y el año pasado cayó ante el Real Madrid.

Por su parte, el United buscaba un auténtico milagro, de la mano del técnico Ole Gunnar Solskjaer, quien tuvo que lidiar con 10 bajas por lesiones o suspensión, entre ellos el volante francés Paul Pogba, expulsado en Old Trafford.

Apenas al dos, Romelu Lukaku apareció para acercar a los Red Devils, al tomar un pase equivocado del zaguero Thilo Kehrer, para quitarse al portero Gianluigi Buffon antes de mandar el balón al fondo.

El PSG parecía ponerle hielo a la remontada al 12, cuando Juan Bernat empujó a segundo poste un centro de Kylian Mbappé.

Pero Lukaku volvió a aparecer en el minuto 30, para rematar un balón que escupió Buffon en el área, tras un disparo que no exigía demasiado peligro.

Fue hasta el 94 cuando Rashford hizo el del boleto a cuartos, quizá con la esencia del gol que su ahora director técnico Solskjaer hizo en tiempo añadido, cuando el United se consagró campeón de Champions en 1999.

Comentarios