Quizá una política económica correcta para lograr más inversión, mejores empleos y más crecimiento es lo que anhelan los ciudadanos. Pero a pesar de que la mayor captación fiscal del gobierno mexicano no tiene precedentes y está encaminada para que este pueda gastar más, propicia el crecimiento de la burocracia, de las reglamentaciones de la informalidad y de la corrupción, reduciendo los niveles de inversión de empleos mejor pagados y de crecimiento en general, en lugar de permitir crecimiento económico y bienestar para la mayoría de los mexicanos.
Por otro lado, algunos analistas sostienen que “en general, las cifras de comercio exterior dan un impulso favorable a las expectativas de crecimiento en México, apoyado en la fortaleza de la economía mundial, en particular de Estados Unidos, y del éxito moderado de los esfuerzos de diversificación de exportaciones”. Pero aún con lo anterior, es un desempeño económico bajo, por lo que evidentemente continuar por la misma senda de subir la captación fiscal no nos llevará al desarrollo y debería optarse por el crecimiento bajando impuestos a las empresas y también al gasto público.
Además, para lograr una economía de crecimiento debe desarrollarse una cultura de comercio adecuada, con enfoques modernos y actualizados, por ello el cuarto Congreso Nacional de Estudiantes de Comercio Exterior, organizado por el Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA) de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), es relevante. Así lo manifestaron los organizadores, quienes dijeron: “Los invitados son académicos de prestigio nacional e internacional, con temas de fuerte actualidad, como de emprendimiento internacional, mercado verde, práctica aduanera, integración sudamericana y política exterior argentina”.
El evento se celebrará del 15 al 17 de mayo en el ICEA. También prevén eventos de extensión de la cultura con obras de teatro y música, tanto en inglés como en francés, así como partidos de basquetbol y futbol en el área deportiva.
Por otro lado, la búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan a la sociedad nunca pasa inadvertida, sobre todo de las relacionadas con la inmigración, seguridad, economía, medio ambiente, generación de empleo, entre muchas otras; pero los eventos académicos organizados por las universidades, como los congresos, son muy útiles, porque además de buscar soluciones para un tema específico e innovar en el conocimiento, permite forjar lazos humanos, destruir prejuicios sobre otros países en un mundo plagado de conflictos en que es necesario los intercambios académicos y estudiantiles, porque se convertirán en un punto de inflexión para bien y en una de las mejores maneras de hacerlo. Para que con el tiempo se reduzcan los prejuicios que han obstaculizado la integración económica, como sucede en nuestra región de América del Norte y que podría tener un impacto mucho mayor para los ciudadanos y las relaciones para la prosperidad de todos los acuerdos del tratado de libre comercio.

Comentarios