Edición de sonido de Roma comenzó en 2016

268

Ciudad de México.- Quienes han visto Roma coinciden en que el sonido de esa película es bastante especial, y no están equivocados. En la cinta de Alfonso Cuarón el sonido es tan importante como la imagen, y a veces aún más.

“Eso era la intención, que no solamente apoyáramos lo que estábamos viendo… (sino) lo que no estábamos viendo para tener esta continuidad y que todo fuera una unidad”, dijo Sergio Díaz, editor mexicano de sonido nominado al Oscar por Roma junto con el estadunidense Skip Lievsay, en una entrevista reciente con The Associated Press.

La edición de sonido de Roma comenzó incluso antes del rodaje de la cinta, en Navidad de 2016, una fecha que suele ser muerta en la Ciudad de México. Ese fue el día que eligió Díaz para capturar sonidos de la capital menos contaminados con autos y ruidos, pues la ciudad que quería registrar dejó de existir hace décadas. Díaz envió equipos a grabar en el suburbio de Satélite, Coyoacán, la colonia (barrio) Roma y la Condesa.

El proceso total de creación del sonido duró 18 meses. Se registró y armó en la Ciudad de México con trabajo posterior de mezcla en Londres, Nueva York, Los Ángeles y Vancouver.

“Es algo muy hermoso, porque la gente traduce esos sonidos en su propia imaginación y hay una conexión”, dijo Díaz, quien también ha colaborado con Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu. El sonido incluye vendedores ambulantes, radios, aviones, camiones.

Lievsay, el otro nominado por la edición de sonido de Roma, había trabajado con Cuarón en Y tu mamá también y Gravity, con esta última ganó el Oscar a la mejor mezcla de sonido.

Al igual que el resto de los departamentos de la película, los sonidistas de Roma no tenían el guion completo de la cinta. El mexicano José García, nominado por la mezcla de sonido, destacó que todos en el plató debieron estar alerta en momentos críticos para registrar las reacciones genuinas
de los actores.

El canadiense Craig Henighan fue el último en sumarse al equipo de mezcladores. Lievsay lo llamó un miércoles y el sábado estaba viajando para trabajar en la película en Londres.

Comentarios