Tener una alimentación adecuada dentro de las escuelas es importante para evitar que posteriormente incrementen los casos de sobrepeso y obesidad entre las y los estudiantes, factor que ya predomina hoy en día en México.
Miguel Casillas, nutriólogo de la estrategia Ya bájale y apoyo técnico del programa de alimentación y actividad física de la Secretaría de Salud de Hidalgo expuso que esta preocupación es compartida con la Secretaría de Educación Pública estatal, por lo que existe sinergia con las escuelas para cambiar los hábitos alimenticios.
A través de esas acciones, capacitan a las y los concesionarios de tiendas escolares para que comercialicen alimentos sanos, bajos en grasas, sodio y calorías, además de que aprendan a conocer el contenido de los productos por medio de las etiquetas.

En los productos que se compran no sabemos lo que contienen, por lo que los concesionarios de una futura tienda tienen que saber cuáles productos están regulados, cuáles entran y cuáles no para exhibirlos

, expuso Miguel Casillas.
Otra observación que hizo es que existen comités de vigilancia dentro de los planteles, mismos que, como su nombre lo dice, vigilan que las tiendas escolares vendan productos adecuados, hablando nutricionalmente.
Abundó que en caso de que se comercialicen alimentos y bebidas que no cumplen con los criterios nutricionales para las y los alumnos, el comité debe actuar, hacer una inspección y, por medio de una cedula, apuntar los procesos en que se incurra en una falta y retirar el producto, además de emitir una sanción.
De ser reiterada la falta de aplicación de los criterios, el funcionario mencionó que optan por la nulidad de la concesión del espacio.

Consideraciones

  • Las tiendas escolares
    deben exponer ante los alumnos alimentos bajos en sodio, grasa y calorías, además de evitar principalmente frituras, dulces y demás alimentos con alto contenido calórico
  • Un problema en casa
    es que lo primero que encuentra el niño o niña en la mesa es el refresco o la sal, antes que fruta o agua
  • Un mal hábito
    al momento de comer es ponerle sal a los alimentos antes de probarlos
  • El especialista indicó
    que es primordial en la alimentación, especialmente la de los niños, cuidar las porciones que se les da
  • Los concesionarios
    de una tienda escolar debe conocer las porciones, grasas, tipo de azúcar y otras cuestiones que tienen los productos que venden
  • Se prioriza
    la venta de agua, pues el comercio de refrescos y bebidas altamente azucaradas es una falta a los criterios nutrimentales
  • El nutriólogo subrayó
    que “el problema de los mexicanos es que a pesar de tener una de las mejores alimentaciones en el mundo, no se respetan las porciones, abusamos de ellas”
No votes yet.
Please wait...

Comentarios