El efecto mediático sobre el caso Rico

415
editorial

De manera sorpresiva, el exsubsecretario de Obras Públicas Marco Antonio Rico Moreno dejó su encargo en el gobierno estatal. Se supone que esto ocurrió hace un mes, o eso al menos informó el secretario Simón Vargas, argumentando motivos personales. No habría problema alguno sobre este asunto, pero el año pasado Leonardo García Vázquez denunció conflicto de interés alrededor de la edificación del fraccionamiento Esmeralda, bajo el argumento de que la empresa constructora Sylma, propiedad de la hermana del funcionario recién separado de su cargo, no cumplió con la calidad ni con las características que esperaban quienes adquirieron viviendas en el fraccionamiento de marras. Pese a que los clientes hicieron evidentes estos problemas, no hubo rectificación por parte de la empresa, lo que llevó a los clientes a buscar la razón de que no pasara nada. Fue cuando salió a la luz el conflicto, que hoy llevará al gobierno estatal a investigar a Rico Moreno. El secretario Vargas Aguilar detalló que se enfocarán en saber si hubo alguna acción de Rico Moreno tendiente a favorecer a la empresa de su hermana, “pero si no hay esto, no hay ningún problema”, declaró. Veremos qué resultados darán las pesquisas, pero lo que no debemos perder de vista es que este asunto fue muy discutido en este diario y otros medios de información. Se le dio cobertura amplia a la denuncia que hizo García Vázquez y, en ese entonces, hace más de un año, no hubo respuesta alguna. Curiosamente ahora que el asunto escaló y tuvo difusión nacional entonces sí se va a investigar. Es el famoso efecto mediático. De filón. Hoy empieza la primera Semana del periodismo en Hidalgo. Se trata de una serie de actividades encaminadas a discutir ese oficio que nos congrega cada día. Le invitamos a estar atento de las actividades.

Comentarios