Egresa nueva generación de Sigamos aprendiendo… en el hospital

665
Conformada por 22 niñas, niños y adolescentes
Conformada por 22 niñas, niños y adolescentes

 

En total, 22 niñas, niños y adolescentes conforman la décima generación del programa Sigamos aprendiendo… en el hospital, en el nosocomio DIF de la niñez hidalguense, siete concluyeron el preescolar, ocho la primaria y siete la secundaria.
Durante la entrega de documentación oficial la presidenta del patronato del DIF Hidalgo Guadalupe Romero Delgado citó que en la formación académica se pone a prueba la voluntad y disciplina en las tareas, lecturas y exámenes; cuando a lo anterior se agrega algún problema de salud “ya sea para el propio paciente o para sus familias, las decisiones en torno al desarrollo individual adquieren una dimensión aún mayor”.
En las nueve generaciones anteriores 129 pacientes del hospital DIF de la niñez hidalguense recibieron certificados de estudios por la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), así como 66 adultos del Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA). Con las y los integrantes de la décima generación, suman 217 egresados del programa en una década.
Andrés Ramírez Bautista, enlace de alto nivel de responsabilidad adjunto a la coordinación nacional del programa, refirió que en México existen 137 aulas instaladas en 97 hospitales, espacios en los que cada ciclo escolar atienden aproximadamente 145 niñas, niños y adolescentes.
La suma de esfuerzos de las secretarías de Educación, Salud y el DIF estatal, representa un modelo de vinculación, coordinación y operación, que garantiza el derecho a la educación y salud, “de esta manera, juntos contribuimos a evitar la deserción escolar y el rezago educativo, por motivos de salud”, expresó.
El director del hospital Marco Escamilla Acosta indicó que con esas acciones la institución pone de manifiesto el compromiso y empeño para mantenerse como un nosocomio de vanguardia, evolucionando en sus 65 años, para convertirse en servicio de atención e investigación, logrando formar una comunidad científica, pero sobre todo una comunidad profundamente humana.
Escamilla Acosta subrayó que durante la primera década del programa Sigamos aprendiendo… en el hospital, apoyaron a más de 200 personas para continuar con su educación básica, y hasta la preparatoria; por ello el beneficio es tanto para pacientes como para padres que por algún motivo truncaron sus estudios, ya que se les facilita la herramienta para que concluyan su formación académica.
El programa tiene como objetivo que niños, niñas y adolescentes con alguna enfermedad crónica degenerativa, y que requieren de periodos prolongados de hospitalización, continúen con su educación.

Comentarios