TANAIRI ARREDONDO
Pachuca.- Ejercer una sexualidad responsable atrae múltiples beneficios a las personas, como el desarrollo del sentimiento de felicidad, plenitud, así como confianza en uno mismo y confianza con la pareja. Se considera salud sexual aquel estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad.

La falta de información puede impedir alcanzar ese estado y generar consecuencias como la adquisición de enfermedades de transmisión sexual (ETS) o embarazos no deseados.

Por ese motivo es necesario concientizar y sensibilizar a la población hidalguense acerca de la importancia de la información y de como ejercer las prácticas sexuales con responsabilidad.

La educación sexual permite que desde la adolescencia se tomen las decisiones adecuadas antes de iniciar la vida sexual y tener las precauciones necesarias al practicarlo, por ejemplo, hacer uso del preservativo, con el objetivo de protegerse a sí mismos y a su pareja contra las ETS, las cuales son transmitidas de una persona a otra durante la actividad sexual.

De igual forma se requiere tener una comunicación abierta con la pareja, lo que permite el acercamiento y un trato con respeto para que ambos disfruten del acto sexual, al mantener hábitos saludables.

Por lo que se exhorta a la población a que si es sexualmente activa o tiene síntomas relacionados con alguna ETS acudan a su unidad de medicina familiar, realizar exámenes médicos con regularidad y, si es necesario, tener atención médica oportuna.

Enfermedades más comunes:

  • Clamidia
  • Herpes genital
  • Verrugas genitales
  • Gonorrea
  • Hepatitis
  • VIH
  • VPH
  • Sífilis

Recomendaciones

  • Entender que la sexualidad es natural en la vida
  • Informar durante la infancia o adolescencia acerca de la educación en el tema
  • Hablar con la pareja acerca de lo que le gusta y lo que no, así como establecer límites
  • Conocer los servicios de salud, así como prevenciones de embarazo y ETS

Comentarios