Con el pasar de los días, la ciudadanía, sobre todo automovilistas y empresarios, continúan preguntándose cuándo se va a regularizar el abasto de combustibles. La respuesta del gobierno federal es ambigua, con lo que se infiere que no será pronto. No obstante, el apoyo a la medida impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue firme, según demuestran varias encuestas levantadas estos días por consultorías y algunos periódicos de circulación nacional. Sobre los efectos económicos, algunos sectores reportan pérdidas importantes. Uno de ellos es el turismo, donde los empresarios de los balnerarios denunciaron que la caída de visitantes a los complejos de la entidad ha sido de 70 por ciento, lo que los ha obligado a “descansar” a personal frente a esa crisis. Por otra parte, empresarios del sector alimentos explicaron a este diario que el desabasto los ha limitado en la distribución de sus productos, pero nada que pueda considerarse significativo. Incluso, comerciantes del primer cuadro de la capital, también consultados por este medio, dijeron que no han visto una merma en sus ventas que los alarme, pues argumentaron que su clientela corresponde a lo normal en este primer mes del año, cuando es común sufrir el desgaste por las compras de diciembre. En conclusión, a casi dos semanas de que comenzó el desabasto de combustible, el apoyo a la medida implementada por López Obrador sigue firme por parte de la ciudadanía y los efectos en la economía aún no espantan ni a consumidores ni a empresarios. No obstante, la pregunta sigue siendo pertinente: ¿hasta cuándo será regularizado el abasto? De filón. Hoy se celebran 150 años de la erección de nuestra entidad, una fecha que nos debe hacer reflexionar sobre lo que hoy somos y sobre lo que se ha logrado después de una iniciativa que impulsó un grupo de liberales que quería un mejor destino para quienes hoy habitamos Hidalgo.

Comentarios